Imagen referencial. Dreamstime/Metro
Imagen referencial. Dreamstime/Metro

Destacado, Tecnología, Trending por Javier Poveda,

En los últimos meses, muchas universidades del país apostaron por las plataformas virtuales para continuar con el año lectivo de los estudiantes activos, otras, se vieron en la necesidad de dar el paso hacia la educación virtual, aunque, según algunos expertos, la alfabetización digital es la tarea pendiente para Nicaragua.

Varias universidades de Nicaragua han implementado desde hace años, las plataformas virtuales para complementar cursos presenciales con lecciones en línea, aunque muchos cursos de profesionalización se imparten en su totalidad desde la modalidad “e-learning”.

Pantallas inteligentes, plataformas, chat en línea y teleconferencias, son las herramientas a utilizar para el desarrollo del aprendizaje durante la educación virtual que en los últimos meses ha tomado mucho protagónico

La estudiante de Comunicación Social, Belén Briones, relata que el cuatrimestre pasado (2018) llevó dos clases en línea ( publicidad y comunicación integral) por primera vez desde que ingresó a la Universidad Centroamericana. “Llevé las clases para poder avanzar con la carrera. Al inicio se me hizo bastante complicado, porque no sabía en qué momento subían las tareas, e incluso llegué a atrasarme en una asignación, y con eso me di cuenta que para llevar clases virtuales tenía que ser más autodidacta, así que eso hice: revisaba constantemente el correo y la plataforma para estar enterada de los trabajos.

La joven encuentra desventaja en la enseñanza virtual, especialmente “en el proceso de elaboración de un trabajo o proyecto, el profesor le da seguimiento y retroalimentación, en línea es bastante complicado que eso se dé de forma correcta, los profesores te corrigen dentro de lo posible, pero no es lo mismo. Eso y también el hecho de que no es lo mismo compartir tu opinión con Internet que con 37 alumnos más que puede que vean las cosas con una perspectiva diferente a la tuya”.

Itzel Téllez ha cursado tres materias en modalidad virtual. “A pesar que es online, uno debe tener bastante autoestudio, es como una clase normal. Tienes que organizarte bien. Los profesores están 24/7 y eso te facilita preguntar y aclarar dudas en cualquier momento. Las tareas las puedes terminar, dejarlas pausadas y continuar luego, esas facilidades hacen que el aprendizaje sea más constructivista”, comentó la joven, quien recientemente recibió un curso virtual en la Unica, con el que antes tuvo que familiarizarse en modalidad presencial y luego se impartió totalmente online.

/Getty Images

Imagen referencial. Getty Images/Metro

Francisco Peña, estudiante de Ingeniería Civil en turno dominical recibe parte de sus materias en plataforma virtual de su universidad. “Por supuesto tiene muchas ventajas. Te da tiempo de corroborar tus tareas, consultar sitios web y eso también puede ser una jugada en contra de la calidad, pero en sí, depende de cada estudiante qué tan leal y ético puede ser”.

Alfabetización digital

Según la ingeniera Karina Maltez, directora de Enseñanza Virtual de la Universidad Católica (Unica), el principal desafió que deben enfrentar las universidades del país es la alfabetización digital, tanto como para docentes como para estudiantes.

“Necesitamos sensibilizarnos para aprovechar al máximo todos los recursos que la tecnología nos ofrece”, apunta.

Maltez destaca que pese a las limitaciones que puedan existir, la enseñanza virtual tiene como bondades el acceso las 24 horas, a la plataforma “ y eso nos permite ser administradores de nuestro tiempo, anula las distancias geográficas y la más importante, fomenta el autoestudio”.

Imagen de referencia. /Internet

Imagen de referencia. /Internet

Asimismo, la experta en enseñanza virtual reconoce que existen sus desventajas, como la falta de cultura, el rompimiento del vínculo entre docente y estudiante, además del acceso a los medios tecnológicos necesarios como ordenador o Internet.

Tanto para el rector de la Universidad Centroamericana UCA, José Alberto Idiáquez, como para la vicerrectora administrativa Tania María Zambrana, la implementación de los cursos virtuales ha sido de mucho impacto en los procesos de formación académica, especialmente en las circunstancias actuales en las que las actividades académicas de las universidades han sido limitadas a la represión gubernamental.

Ha sido crucial

“La UCA tiene una plataforma de educación virtual que nosotros denominamos Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) ya la tenemos desde hace varios años, como complemento a la presencialidad, también en los cursos bimodales y en este contexto ha sido crucial para poder mantener la actividad académica. Nosotros el ciclo pasado (último cuatrimestre del año 2018) le denominamos ciclo académico virtual y tuvimos una matrícula del 50% de los estudiantes, es decir en comparación a la matrícula completa de la UCA”, expresó Zambrana.

Según datos oficiales facilitados por las autoridades la UCA tiene una población de 8.000 estudiantes.

Por su parte el rector Idiáquez, agregó que de cara a este año la universidad tiene contemplado desarrollar las clases de manera presencial, también están considerando brindar las clases de manera virtual, por una cuestión estrictamente de seguridad física para los estudiantes.

“No podemos decir tampoco que vamos a abrir y que van a venir aquí los muchachos porque tenemos que ir viendo la situación, porque no podemos exponer a los jóvenes y pues si hay que seguir de manera virtual, se seguirá”, dijo Idiáquez.

La Universidad Nacional de Ingeniería a través del programa institucional UNI Online (UOL), implementa un modelo de formación y actualización, que permite a los docentes de esta alma mater, integrar las herramientas de la Tecnología de la Información y la comunicación (TIC)con sus estudiantes.

El ingeniero Juan Manuel Martínez Toribio es director de la UOL y explicó que “este modelo busca fortalecer las competencias tecnológicas de los docentes, que permitan la integración de herramientas TIC a su práctica basada en principios pedagógicos y didácticos, cambiando el modelo de la Universidad que enseña, a la que aprende”.

La UOL, también ofrece cursos a universidades adscrita al CNU y que estén interesados para entrar o actualizarse en el mundo de las tecnologías, donde las pantallas inteligentes, el uso de plataformas, sesiones de chat en línea, clases virtuales y tele conferencias, son las herramientas a utilizar para el desarrollo del aprendizaje, donde el docente es un facilitador y el estudiante es sujeto activo de su formación.

Según Cecilia Herdocia, directora académica de la Universidad Américana, a partir del segundo semestre de 2018 se tomó la decisión de institucionalizar las herramientas de Google for Education, de modo que todos los docentes empezaron a utilizarla tanto para apoyar su labor presencial como para atender la demanda de los estudiantes que no podían movilizarse hacia la universidad. “Esto ha sido un gran reto, pero a la vez una buena experiencia de aprendizaje para toda la comunidad universitaria. Aún es necesario continuar aprendiendo y haciendo ajustes a las normativas y otros aspectos que optimicen esta experiencia”.

La académica indica que En Nicaragua, debido a que la educación virtual no ha tenido grandes avances, tenemos el reto de demostrar que es posible lograr una educación de calidad, utilizando esta modalidad. Para los estudiantes, el hecho de no requerir un traslado al recinto, puede dar seguridad y economía.

La Universidad Agraria (UNA) implementará hasta este año la plataforma de enseñanza virtual, de momento, dos carreras estarán disponibles en esta modalidad.

¿Todas las carreras?

Según Karina Maltez, experta en enseñanza virtual, hay carreras que no se pueden alejar completamente de la metodología tradicional como lo son las de Medicina y Odontología, ya que estas requieren de prácticas como tal… pero sí son carreras en las que podemos acoplar a la modalidad Blearning o semipresencial. “Muchos tienden a creer que la calidad de las carreras o cursos pierden calidad, ejemplo de estos son las asignaturas de matemáticas, pero existen una serie de herramientas externas que podemos utilizar como técnicas para lograr la calidad de estas.


Noticias Relacionadas

El Gobierno retiró el presupuesto a la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN), según Melba Castillo, presidente en funciones de dicha organización...

por Mauricio González

Los preparativos para la VII edición del Congreso de Debates Académicos de Líderes Estudiantiles (DALE), que organiza el Colegio Americano Nicarag...

por Mauricio González

Luego de siete meses de haber suspendido las clases presenciales en su campus, este lunes la Universidad Centroamericana (UCA) ha reabierto sus puerta...

por Humberto Galo Romero y Edición web