Mohamed Salah (d) del Liverpool en acción durante el partido de semifinales de la Liga de Campeones entre la AS Roma y el Liverpool FC. EFE/Metro
Mohamed Salah (d) del Liverpool en acción durante el partido de semifinales de la Liga de Campeones entre la AS Roma y el Liverpool FC. EFE/Metro

Deportes, Destacado, Futbol por AFP,

El Liverpool, que disputaba el partido de vuelta de semifinales de Champions frente a la Roma con una clara ventaja (5-2 en la ida), no se dejó sorprender, pese a perder (4-2) en la capital italiana, certificando su pase a la final, que disputará el 26 de mayo en Kiev contra el Real Madrid.

El equipo inglés se adelantó en el minuto 9, por medio del senegalés Sadio Mané, poniendo rápidamente rumbo a la final, antes de que la Roma empatara en el 15, con un tanto en propia meta de James Milner.

Pero el Liverpool recuperó la ventaja con un gol del holandés Georginio Wijnaldum en el 26, llegando con un marcador favorable de 2-1 al descanso.

La Roma necesitaba cuatro goles en el segundo tiempo para empatar la eliminatoria y cinco para clasificarse, pero solo pudo lograr tres, por medio del bosnio Edin Dzeko (52) y un doblete del belga Radja Nainggolan en los minutos finales (86, 90+4 de penal), lo que le permitió despedirse de la competición con una honrosa victoria.

La Roma, que había remontado tres goles en la vuelta de cuartos de final contra el Barcelona, no pudo repetir esta vez la hazaña, ante un Liverpool que ya estaba avisado.

Los Reds tratarán de lograr su sexto título de la competición europea contra el Real Madrid, en una repetición de la final de 1981, cuando el Liverpool se impuso por 1-0 en París.

El Real Madrid, que ganó las cinco finales que jugó desde entonces y que eliminó el martes al Bayern Múnich en semifinales, buscará su decimotercer título ante un Liverpool que vuelve al partido decisivo tras perder en 2007 en Atenas ante el Milan (2-1).


Noticias Relacionadas