Cristofer González intercambió metralla contra Daigo Higa, hasta noquearlo. AFP/Metro
Cristofer González intercambió metralla contra Daigo Higa, hasta noquearlo. AFP/Metro

Boxeo, Deportes, Destacado por Haxel Rubén Murillo,

Cristofer González, entró por la puerta grande en la historia del boxeo nicaragüense. El pinolero se coronó en el Arena Yokohama de Japón.

Rompiendo los pronósticos, el primo de Román “Chocolatito” González, noqueó a Daigo Higa, convirtiéndose en campeón mundial 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y en el número 13 de Nicaragua.

Los adjetivos pueden quedarse cortos para describir lo que hizo Cristofer la madrugada de este domingo. El muchacho de la Colonia Nicarao brindó un combate memorable, el mejor de su carrera, se metió al fuego con el riesgo de terminar noqueado pero con teniendo en mente que esa era la única vía para entrar al paraíso de los campeones.

En la Arena Yokohama, Japón, Cristofer González, entró por la puerta grande en la historia del boxeo nicaragüense

González cumplió con la postura de retador. Se le paró a Higa, cruzó disparos con él, le demostró que era más fuerte y al final obligó a que la esquina tirara la toalla en el noveno asalto, producto del castigo severo al que estaba siendo sometido el japonés. De entrada, Cristofer se llevó los primeros dos asaltos, sacándole provecho a su alcance de brazos, manejando el jab con maestría y combinando con sendos ganchos al hígado, cruzados al rostro y finalizando con la derecha arriba.

A partir del tercero, el japonés se dio cuenta que tenía que reaccionar, de lo contrario iba a sufrir un monólogo de González, lo cual le iba a significar una doble vergüenza, la primera sufrida el sábado al no dar el peso marcando 114 libras, perdiendo el título en la báscula y la segunda por recibir una paliza si no aplicaba variantes.

AFP/Metro

Fue entonces que Higa empezó a clarificar sus golpes, metió el gancho de izquierda y el cruzado y también conectó ese volado de derecha por afuera. En medio de que el nica perdió el asalto, se dio cuenta que era el momento de apretar en el combate, que Higa no tenía la capacidad de noquearlo aunque su record intimidante de 15 triunfos por nocaut dijera eso. A partir de allí la pelea se convirtió en un cruce de disparos constantes como las películas del viejo oeste.

Con Cristofer presionando más, Higa retrocedió, increíblemente el que todos pensábamos que llevaría la batuta del combate, estaba peleando al contragolpe. El japonés no lo hizo mal, pasó varios golpes del nica y otra vez su cruzado entró en el rostro de González. La pelea ya estaba emparejada en ese momento.

El quinto asalto fue violento, se conectaron ambos con contundencia, pero el nica clarificó un poco más y se llevó ese round y también el sexto. Fueron asaltos muy cerrados, no obstante, la iniciativa de González marcó una pauta en la tarjeta de los jueces. En el séptimo, el excampeón castigó con esa mano izquierda al nica, fue uno de los mejores episodios del japonés.


Noticias Relacionadas

El regreso al ring de Román “Chocolatito” González no será el 5 de mayo en Carson, California. El tetracampeón finalmente tomó la decisión d...

por Haxel Rubén Murillo

El nuevo campeón mundial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Cristofer González arribó ayer a Nicaragua, siendo recibido por sus familiares, amigos...

por Haxel Rubén Murillo