En esta zona la corteza se funde para producir el magma que alimenta a los diferentes volcanes en el Anillo de fuego del Pacífico, lo que ayuda a producir nuevos volcanes y a la vez acumulan enormes tensiones que se liberan en forma de sismos o terremotos. / Cortesía
En esta zona la corteza se funde para producir el magma que alimenta a los diferentes volcanes en el Anillo de fuego del Pacífico, lo que ayuda a producir nuevos volcanes y a la vez acumulan enormes tensiones que se liberan en forma de sismos o terremotos. / Cortesía

Destacado, Mundo por Edición Web,

Desde América del Sur y América del Norte hasta Asia oriental, Australia y Nueva Zelanda, el cinturón de fuego constituye el 75% de los volcanes inactivos y activos de la Tierra, además de cerca del 90 por ciento de los sismos reportados en todo el mundo.

Una altísima actividad sísmica y volcánica mantiene en alerta a los países que forman parte del temible Cinturón de Fuego del Pacífico y, según expertos, un gran terremoto o una gran erupción podrían suceder en cualquier momento.

En esta zona la corteza se funde para producir el magma que alimenta a los diferentes volcanes en el Anillo de fuego del Pacífico, lo que ayuda a producir nuevos volcanes y a la vez acumulan enormes tensiones que se liberan en forma de sismos o terremotos.

Se extiende a lo largo de más de 40,000 kilómetros y abarca a 24 países, entre ellos Nicaragua. El Cinturón de Fuego se formó como consecuencia de un sistema eruptivo en el océano. Se caracteriza por concentrar algunas de las zonas de subducción más importantes del mundo.

En términos geológicos, marca los bordes de la placa del Pacífico y de otras pequeñas placas tectónicas que forman la corteza terrestre. En los últimos días, varios países de Centroamérica han registrado un incremento de la actividad sísmica y volcánica.

Durante la mañana de este domingo se han registrado 11 temblores en Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua, con magnitudes que van de 2 a 4 en la escala de Ritcher. El movimiento telúrico en Nicaragua se registró a las 03:51, con una magnitud de 3.1, al noreste del Volcán Concepción, a 1 kilómetro de profundidad.

Managua se encuentra bajo un enjambre sísmico desde el pasado 9 de febrero, por lo que las autoridades han instalados sismógrafos para para continuar monitoreando la actividad de las fallas geológicas que existen en Managua.

El viernes pasado un potente terremoto de 7.2 grados sacudió el centro y sur de México y, aunque esta vez el rango de frecuencia del sismo ha sido menor, respecto al del pasado 7 de septiembre, las autoridades no reportaron daños mayores ni víctimas, mientras una población presa del pánico inundó las calles prevenida por la alerta sísmica.

Tras el terremoto se han reportado 150 réplicas en la zona. Aunque las autoridades no han relacionado los fenómenos naturales entre sí, hay quienes le atribuyen a estas actividades un presagio para un gran terremoto en el Cinturón de Fuego del Pacífico.


Noticias Relacionadas