Destacado, Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Guess Inc. dice que su junta directiva formó el miércoles un comité especial compuesto de dos directores independientes que supervisarán una investigación en curso por denuncias de conducta sexual inapropiada contra su cofundador Paul Marciano.

El anuncio del viernes llega una semana después de que la actriz Kate Upton acusara a Marciano en redes sociales.

Upton usó el hashtag #metoo, sumándose al movimiento que se ha vuelto viral tras reportes de violencia sexual contra el magnate de Hollywood Harvey Weinstein.

Guess dijo que Marciano “niega vehementemente” los alegatos.

La compañía con sede en Los Ángeles dice que se toma con seriedad cualquier denuncia de acoso sexual y que no aprueba este tipo de conducta de ninguna manera.

Paul Marciano y su hermano Maurice fundaron la marca en 1981, redefiniendo el negocio de la mezclilla. Sus productos se venden en alrededor de 100 países.

/ Getty images

Kate Upton se sumó a la lista de celebridades que denunciaron haber sufrido algún tipo de acoso sexual. La modelo utilizó sus redes sociales para acusar al empresario Paul Marciano por conducta sexual inapropiada.

Aunque no dio detalles de lo sucedido, en el mensaje señaló su indignación porque Guess mantiene en su lugar a Marciano, el icónico co-fundador de la marca.

“Es decepcionante que una marca de ropa para mujeres tan icónica como Guess siga dándole poder a Paul Marciano como su director creativo #MeToo”, escribió la joven.
Sus palabras sorprendieron a los fans, quienes rápidamente salieron a su defensa. Sin embargo, el empresario no se quedó callado y negó las acusaciones.

Se defiende

Marciano afirmó al portal de TMZ que no pedirá disculpas porque no ha hecho nada malo e invitó a Upton a llevar su denuncia a las autoridades para aclarar la situación.

Paul le pidió a Kate que “diga la verdad”, ya que asegura que nunca estuvo a solas con ella ni la acosó de ninguna forma; por lo que no entiende de dónde vienen los reclamos de la actriz.

“Si tiene un reclamo o denuncia, hay un lugar para decir la verdad y eso es en la corte o en la policía”, comentó.

 

Además, explicó que una de las razones que podría tener Kate para acusarlo es por resentimiento, ya que la marca terminó el contrato con ella por su “falta de profesionalismo”.

 

Por el momento Kate no se ha pronunciado al respecto, pero durante una entrevista aseguró que pronto contará toda la historia sobre cómo Paul “utiliza su poder en la industria para hostigar sexualmente y emocionalmente a las mujeres”.

 


Noticias Relacionadas