Hay medidas que las personas pueden tomar para evitar futuras enfermedades bucales. |Dreamstime
Hay medidas que las personas pueden tomar para evitar futuras enfermedades bucales. |Dreamstime

Destacado, Especiales por María Joaquina Sánchez,

Una incorrecta higiene oral puede llevarnos a contraer enfermedades periodontales. En la actualidad, un 30% de las personas entre las edades de 65 a 75 años no poseen sus dientes naturales, por lo tanto la prevención temprana nos asegura una buena salud, tanto dental como general, y una excelente calidad de vida en nuestras edades adultas, así como el garantizarnos la ausencia de dolor dental en un futuro, indica Javier López Saavedra, odontólogo de la clínica Ortocentro.

Según señala el doctor, la periodontitis es la segunda enfermedad más común que afecta al sistema estomatognático, entre un 15 y 20% de los adultos suelen presentar esta enfermedad, que de no ser tratada a tiempo puede conllevar a la pérdida de piezas dentales. Su fase inicial es la gingivitis, provocada principalmente por el acumulo de placa bacteriana, la cual puede ser evitada con nuestro cepillado diario y las limpiezas realizadas por el dentista.

Concientizar

El plan de prevención comienza informando a los pacientes del papel tan fundamental que tiene nuestra boca en la salud en general. “La prevención bucodental debe ponerse en práctica desde edades tempranas y esto no solo implica la realización de tratamientos dentales que ayuden a prevenir enfermedades futuras, sino también en culturizar a la población en que desde casa tienen todos los días la tarea de cepillar sus dientes tres veces en el día, utilizar el hilo dental y el enjuague bucal, cuyas herramientas garantizan la eliminación de restos de comida y proporcionan un aliento agradable”, explica López.

La importancia de la prevención bucodental está en que nos permite mantener limpios y sanos nuestros dientes, encías, lengua y boca en general con una buena higiene dental diaria. De esta manera nuestros dientes pueden cumplir su función y además nos evitaremos otro tipo de complicaciones y enfermedades. El doctor insiste en que una reducción en la ingesta de azúcares y una alimentación equilibrada más el aumento en el consumo de frutas y verduras nos van a ayudar a prevenir lo que son las caries dentales, así como la pérdida prematura de dientes. Además, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuye el riesgo de cáncer en la cavidad oral, al igual que periodontopatías y de la misma forma pérdidas dentales.

También, el uso de equipos eficaces en la práctica de deportes ayuda a proteger los dientes de cualquier lesión. El uso de tratamiento preventivo como lo son los sellantes de fosas y fisuras en las piezas permanentes en edades tempranas disminuyen la aparición de caries dental.

Buenas prácticas
• Dieta alimenticia adecuada: incrementar la ingesta de frutas y verduras y evitar los alimentos que se adhieren a dientes y encías.

 

• Higiene dental: cepillar los dientes durante dos o tres minutos, por lo menos dos veces al día. No olvidar utilizar hilo dental diariamente para eliminar la placa de los lugares que el cepillo no puede alcanzar.
• Evitar fumar, ya que el tabaco puede contribuir a la enfermedad de las encías, al cáncer oral y la aparición de manchas en los dientes.
• Visitar regularmente al dentista (cada seis meses) para seguir manteniendo una higiene bucodental adecuada.

 


Noticias Relacionadas