Nicaragua demostró lo mejor en los Juegos Centroamericanos.
Nicaragua demostró lo mejor en los Juegos Centroamericanos.

Deportes, Destacado, Otros Deportes por Haxel Rubén Murillo,

En unos Juegos Deportivos Centroamericanos históricos para Nicaragua, los aficionados vivieron momentos memorables, disfrutando de atletas destacados, como Orlando Vásquez Jr., Dalila Rugama, entre otros.

Vásquez Jr. ganó oro y rompió record

El 4 de diciembre en el Polideportivo España, Orlando Vásquez Jr., se robó el show de la jornada en los Juegos. Vásquez ganó tres medallas de oro en Arranque (101 kg), Envión (127) y Total (235) en 56 kg. Pero el impacto del muchacho sucedió cuando en su segundo intento en Arranque, rompió la marca de su padre que lleva el mismo nombre.

Vásquez Jr., levantó 108 kg, dejando atrás los 107,5, alzados por su progenitor en los Juegos Panamericanos de Mar de Plata, Argentina, en 1995. Cumplida su misión, Orlandito se dio un abrazo emotivo con el hombre que le enseñó la halterofilia y que para él ha sido una inspiración. “Mi padre es un orgullo, estoy contento de haber quebrado su marca”, dijo el pesista.

Unas guerreras de plata

Kessly Pérez con su gol puso a soñar a Nicaragua en la final contra Costa Rica en el fútbol femenino. En un país donde el deporte rey es el béisbol y el boxeo, en el que además el balompié masculino recibe más apoyo de la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut), las muchachas poco a poco han obtenido resultados preponderantes, gritando: ¡Hey, aquí estamos!

Después de sucumbir 3-0 en fase regular ante las ticas, Nicaragua tenía una misión complicada ante el mismo rival en la gran final celebrada en el Estadio Independencia de Estelí. Con una jugadora menos, Nicaragua luchó hasta el final, forzando la tanda de penales. En la ronda de la suerte, ganó la experiencia de las ticas, a quienes les bastó marcar dos golpes, pues las pinoleras fallaron cuatro penales.

Dalila cumplió

10 de diciembre del 2017. Dalila Rugama con la jabalina en mano está lista para realizar su disparo. La reina de esta disciplina deportiva en Centroamérica, empieza su tarea, llega hasta el límite, tira la jabalina y sorprende a todos al alcanzar 53,47 metros. Dalila lo hizo otra vez, no importa si tiene 33 años, quebró su propio récord de 49,48 impuesto en el 2006.

Es su cuarta medalla de oro en Juegos Centroamericanos, tres en jabalina y uno en lanzamiento de bala, no obstante, esta presea conquistada en Nicaragua tiene un sabor especial, fue ponerle un broche de oro a su carrera y al nombramiento de ser la abanderada por el país anfitrión. Dalila lució grandiosa y seguramente irá por más. Rugama dejó evidenciado que la edad es solo un número.

“Aunque muchos digan que a mi edad, de 33 años, ya no debería seguir, la verdad es que estoy demostrando lo contrario. Te podría decir que en los próximos Juegos Centroamericanos podría darle una medalla a mi país, tal vez no de oro, pero porqué no”, dijo Rugama.

Medallas que valen por dos

En la isleta El Arado, en Granada, nacieron dos campeonas centroamericanas en remo. Hijas de Mayra Jarquín, las hermanas Ana y Evidelia dieron el ejemplo de que cuando se quiere alcanzar un sueño, basta con luchar y no desmayar para conseguirlo, sin importar las limitaciones, lo importante es remar y remar contra la corriente hasta llegar a la cima del cielo.

Ana ganó oro en la categoría Single Abierto con un tiempo de seis minutos con 29 segundos y 30 milésimas, celebrando ante su familia y conocidos que llegaron a apoyarla. Posteriormente, Ana junto a su hermana Evidelia triunfarían en doble femenino, para agenciarse la segunda presea de oro. El sueño de ambas es que les otorguen el título de propiedad de la tierra donde habitan, esa sería el máximo regalo al esfuerzo que han dado por representar con honores a su país.

Cerraron con broche de oro

La frase de que el beisbol en Nicaragua es el deporte rey, sigue vigente y es una realidad a pesar de que el fútbol ha mostrado un crecimiento tangible. El domingo en el nuevo coloso Dennis Martínez, más de 12 mil aficionados vivieron un momento histórico con sufrimiento incluido como diría Ernesto Jerez. Sin sufrimiento no hay paraíso. Nicaragua tuvo que venir desde atrás para ganar la final 3-1. Después de un inicio tormentoso para Wilton López, permitiendo una carrera, llegó el alivio en el cuarto inning por el rey del jonrón en el nuevo estadio: Elmer Reyes. El artillero depositó la pelota detrás del jardín izquierdo con un hombre en circulación, dándole vuelta al marcador 2-1. En el sexto, hit impulsador de Cheslor cerró el ataúd de los canaleros. Hay que hacer una mención especial al grandioso relevo del granadino Roniel Raudez y a las estupendas jugadas defensivas de Cuthbert.


Noticias Relacionadas

Desde siempre, las selecciones cubanas se han caracterizado por su ambición de ganar, es como si sus peloteros fueran alérgicos al fracaso. No impor...

por Harold Briceño Tórrez

El Villarreal quedó eliminado en dieciseisavos de final de la Europa League tras perder este jueves por 1-0 contra el Lyon (4-1 en el global de la el...

por AFP