Román González golpe el saco durante su sesión de entrenamiento este lunes. |Henry Padilla
Román González golpe el saco durante su sesión de entrenamiento este lunes. |Henry Padilla

Boxeo, Deportes, Destacado por Haxel Rubén Murillo,

Finalmente después de 65 días desde su derrota contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, el tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González, regresó la tarde de este lunes al gimnasio Róger Deshón, donde desempolvó los guantes, estiró los músculos y tiró algunos golpes en una breve sesión de entrenamiento de aproximadamente una hora, la cual fue dirigida por su padre Luis González y su primo Róger González.

La rutina incluyó 10 minutos de calentamiento, 15 de sombra y cuatro rounds de tres minutos, cada uno golpeando el saco. Después, González se fue a la tabla de abdominales y allí atendió a la prensa. Román reiteró que no peleará en la cartelera Superfly dos programadas para el 24 de febrero del 2018 en California, dice que por ahora no quiere saber absolutamente nada de peleas, pues su enfoque principal es entrenar, bajar de peso, coger condiciones y viajar en enero a Big Bear, donde espera ser entrenado por el mexicano Abel Sánchez.

“Mañana (hoy) empiezo la dieta y a correr en la madrugada”, dijo Román. No estaré listo para el 24 de febrero, en todas mis peleas llegó con la mejor condición, no voy a tomar un combate en el cual no me sienta listo. He hablado con Carlos Blandón, él está de acuerdo al igual que el señor Akihiko Honda, también Maurice Ortega, están de acuerdo que todavía no peleemos. No quiero saber nada de pelea, solo quiero entrenar. Para abril si Dios lo permite estaré listo, voy a pelear, será de preparación, sin título en juego”, agregó.

65  días sin entrenar acumulaba Román “Chocolatito” González tras su derrota del 9 de septiembre contra Srisaket Sor Rungvisai.

En la reconstrucción del equipo de entrenadores de Román, el único nombre asegurado hasta el momento es el de su papá Luis González. Pero el tetracampeón ya tiene la mirada puesta en quien podría ser su adiestrador de cabecera, se trata del mexicano Abel Sánchez, el actual entrenador de Gennady Golovkin, campeón 160 libras de la AMB, CMB, y FIB. González solo espera el sí de don Abel para tomar un avión e irse a preparar a las montañas de Big Bear.

“Quiero realizar campamento en Big Bear con don Abel Sánchez, espero en Dios me dé la oportunidad. Estarían en la esquina don Abel y mi padre (Luis González)”, explicó.

Quiere pelear con Rungvisai
Aunque en este momento su prioridad es estabilizar su mente, tratando de borrar ese fatídico episodio que significó ser noqueado por el tailandés en Carson, California, Román asegura que le gustaría enfrentarlo más adelante en una tercera pelea. El nica acepta que perdió el segundo combate, pero señala que sufrió un despojo en el primer enfrentamiento. Dice que muchas personas le han dicho que no vuelva a pelear con el asiático.

46 victorias (38) y 2 derrotas es el récord de Román González en el boxeo profesional.

“No tengo una espina con Sor Rungvisai, porque me ganó bien en la segunda pelea. En la primera siento que sí la gané. Sí me encantaría pelear con él, no tengo miedo, muchos me dicen que no vuelva a pelear con él, pero yo sí quiero. No es el momento, ahorita quiero levantarme, volver a agarrar confianza para enfrentarme a él”, finalizó.


Noticias Relacionadas

El acto retador, bravucón e intimidante que hizo Winston Campos el pasado sábado, al subir al ring del gimnasio Nicarao, diciéndole a Julio Laguna ...

por Haxel Rubén Murillo

Julio Laguna se subió al ring para cumplir los pronósticos. Venció a David Bency (11-8-1, 4 nocauts) por decisión unánime la noche del sábado en...

por Haxel Rubén Murillo