Cientos de manifestantes sujetaban velas o pancartas en las que reclamaban la liberación de los “prisioneros políticos”. I AFP
Cientos de manifestantes sujetaban velas o pancartas en las que reclamaban la liberación de los “prisioneros políticos”. I AFP

Destacado, Mundo por AFP,

Al grito de “independencia” y portando velas, una multitud marchó ayer por el centro de la ciudad para reclamar la liberación de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, de las organizaciones Omnium Cultural y Asamblea Nacional Catalana y encarcelados bajo cargos de sedición.

Unas 200.000 personas se manifestaron en Barcelona contra el encarcelamiento de los dos influyentes líderes independentistas acusados de sedición por la justicia, en medio de una crisis enquistada entre el gobierno regional y el central.

Medida oficial

En el frente judicial, el Tribunal Constitucional anuló definitivamente la ley catalana por la que se convocó el referéndum de independencia del 1 de octubre, momento en que se desbocaron los acontecimientos que han sumido a España en su peor crisis política de los últimos 40 años.

Unas 200.000 personas se han concentrado con velas en Barcelona en protesta por el encarcelamiento de dos líderes independentistas

La manifestación de la noche culminó una jornada de movilizaciones. Al mediodía, miles de empleados abandonaron sus puestos de trabajo en Barcelona y otras localidades catalanas para exigir en silencio “la liberación de los presos políticos”.

Antes, al mediodía, en la plaza barcelonesa de Sant Jaume, el presidente catalán Carles Puigdemont y parte de su gobierno se unieron a los manifestantes, que gritaban “libertad”, “independencia” y “la represión no es la solución”.

El conflicto no para

El ayuntamiento de Barcelona suspendió actividades hasta el jueves “en solidaridad” con los detenidos, anunció la alcaldesa Ada Colau.

La incertidumbre se extendió al fútbol, donde la posible pérdida del FC Barcelona sería un duro golpe para el campeonato español.

Unas 691 empresas se llevaron su sede social de Cataluña en octubre, más que en los nueve meses anteriores, en plena inestabilidad por los planes independentistas del gobierno regional, informó el Colegio de Registradores de España.

Así, LaLiga retrasó unas dos semanas el concurso de los derechos de televisión de la competición a nivel internacional debido a la inquietud que ha provocado una posible exclusión del Barcelona en el marco de la crisis catalana, informó su presidente Javier Tebas.

El jefe del ejecutivo español, Mariano Rajoy, dio hasta el jueves al presidente catalán Carles Puigdemont para que aclare si declaró o no la independencia la semana pasada, a lo que este contestó con ambigüedad el lunes, limitándose a ofrecer diálogo durante dos meses.


Noticias Relacionadas