AFP
AFP

Destacado, Mundo por AFP Y EFE,

El jefe del gobierno español Mariano Rajoy dio de plazo hasta el lunes para que el presidente catalán Carles Puigdemont aclare formalmente si declaró la independencia, y, si lo hizo, hasta el 19 de octubre para que rectifique, precisó en el Congreso.

En caso de que Puigdemont incumpla los plazos, o su respuesta no sea satisfactoria para el Gobierno, este empezará a tomar medidas concretas bajo el Artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión total o parcial de la autonomía de una región.

“Sería muy importante que el señor Puigdemont aclarase al resto de los españoles si ayer declaró la independencia o no”, dijo en el Congreso.

Cinco días. Fue el plazo dado por el presidente Mariano Rajoy para que digan si declararon o no la independencia.

“Es así de fácil y se entiende muy bien (…). No es lo mismo que alguien, en este caso el presidente de un gobierno autonómico, declare la independencia, en cuyo caso el Gobierno tiene que actuar, que no la declare”.

Rajoy lanzó una advertencia: “es muy importante que el señor Puigdemont acierte” en su respuesta.

No habrá mediación

Sobre la sesión del Parlamento catalán del martes, en que el presidente catalán hizo amago de declarar la independencia y la retiró inmediatamente, para facilitar el diálogo, Rajoy dijo que fue “absolutamente lamentable”.

“No hay nadie aquí que pueda pensar que lo que ayer ocurrió en el Parlamento de Cataluña (…), fue algo normal, razonable y propio de un país democrático”, dijo.

Además, Rajoy expresó a los independentistas catalanes que no habrá mediación posible en su aspiración secesionista en un marco de desobediencia, aunque dejó la puerta abierta a dialogar la forma de mejorar el marco de convivencia “entre todos”.

Rajoy compareció ayer en el Congreso para dar su punto de vista sobre la situación en la región de Cataluña, horas después de enviar un requerimiento oficial al presidente de esa comunidad autónoma.

Puigdemont anunció el martes que asumía el mandato procedente del referéndum del 1 de octubre para declarar la independencia, aunque suspendió sus efectos para abrir paso el diálogo.

Según Rajoy, el derecho a decidir, invocado por los secesionistas, “no existe en un país democrático” y añadió que “ni un solo país del mundo” se ha podido tomar “mínimamente en serio” esa consulta del 1 de octubre, “que no resiste la más elemental prueba” de transparencia y neutralidad.

Esperada respuesta

La respuesta del líder catalán “marcará el futuro de los acontecimientos” de los próximos días, en palabras del jefe del gobierno español, quien se comprometió a escuchar las aportaciones de todas las fuerzas parlamentarias en el contencioso catalán.

Les recordó a los diputados que “todos” tienen “la obligación de contribuir a mitigar con serenidad” una situación que los españoles están viviendo con “inquietud y zozobra”.

“No hay nadie aquí que pueda pensar que lo que ayer (el martes) ocurrió en el Parlamento de Cataluña (…) fue algo normal, razonable y propio de un país democrático”.
Mariano Rajoy, presidente de España.


Noticias Relacionadas

El Real Madrid se impuso con comodidad por 3-0 al Eibar (16º), ayer en el Estadio Santiago Bernabéu, para seguir tercero en la clasificación de La ...

por AFP