Román posó junto a sus fans ayer en su primer evento público tras la derrota. / Alejandro Sánchez
Román posó junto a sus fans ayer en su primer evento público tras la derrota. / Alejandro Sánchez

Boxeo, Deportes, Destacado por Haxel Rubén Murillo,

Tras perder por segunda ocasión contra Srisaket Sor Rungvisai, Román “Chocolatito” González decidió no darse por vencido. Ayer, hizo su primera presentación pública. Fue en la plaza central de Metrocentro, durante una actividad de un patrocinador.

El público congregado en este centro de compras y entretenimiento lo recibió con cariño; un sonoro aplauso se escuchó desde el segundo piso, respaldado por los aficionados que estaban en la planta baja del complejo.

Vestido de forma elegante con un saco, Román subió al ring que montó Rexona. Escuchó el “Himno de Victoria”, canción de Danny Berríos y con la que camina hacia el cuadrilátero antes de sus combates, y en una pantalla gigante se vio sus mejores combates, las combinaciones mortíferas, los triunfos importantes, incluyendo la cuarta corona. Un ambiente de nostalgia invadió el escenario.

Quiere nueva pelea
“Esperamos en Dios me den la oportunidad de pelear título del mundo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante Khalid Yafai o el del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Estoy dispuesto, siempre y cuando mi jefe (Akihiko Honda) diga que sí”, esas fueron las primeras palabras de Román para el público. Después se le permitió a la prensa hacer una pregunta y entre esa se le cuestionó sobre la posibilidad de contratar a un nuevo entrenador de cabecera y que sí sería de nacionalidad nicaragüense.

46 victorias (36 nocauts) y 2 derrotas es el récord de Román “Chocolatito” González en el boxeo profesional.

González respondió de forma contundente y sorprendió a todos dando un nombre reconocido, pero que tiene varios años de estar fuera del foco mediático desde el retiro de su hijo, considerado por muchos el mejor boxeador de la historia pugilística de Puerto Rico. “Lo que tengo pensado es contratar al padre de Félix ‘Tito’ Trinidad, Félix Trinidad señor, quiero que me entrene. Hemos estado en comunicación con Trinidad, ese es mi sueño, siempre estando con la familia de Teiken Promotions”, exclamó el tetracampeón. “Él me ha dicho que dispone de su tiempo para entrenarme”, agregó.

Una pelea para prepararse
El viaje de Román a Japón todavía no es seguro, pero la posibilidad está latente. De esa reunión con el señor Akihiko Honda depende varias decisiones respecto al futuro de González. En su libro de notas tiene algunas propuestas para su promotor internacional, entre esas está la integración de Trinidad al equipo y la realización de una pelea preparatoria antes de buscar el título mundial de la AMB. Sin embargo, la palabra final es de Honda.

“Si el señor Honda dice que pelee con Khalid Yafai directamente, aceptaría el combate, él tiene la última decisión. Vamos a ver qué pasa, no hemos hablado de boxeo, siempre le digo a la gente que voy bien preparado a mis peleas, pero bueno, así es el boxeo, me noquearon el 9 de septiembre”, expresó.

“Queríamos pelear en diciembre, pero mi jefe no quiso. Estoy descansando y no hay nada confirmado. Veremos qué sucede en el 2018. Por mí pelearía en Nicaragua, pero acá no hay bolsas adecuadas”.


Noticias Relacionadas

Entre el milagro de resucitar una carrera que está muerta o decidir definitivamente retirarse si pierde, Ricardo “El Matador” Mayorga, que subir...

por Haxel Rubén Murillo