/ISTOCK
/ISTOCK

Destacado, Tecnología, Trending por Wouter van Loon /Metro World News,

“Pagaré 10 mil ‘bitcoins’ por dos pizzas. Dos enormes, así tendré para comer mañana”. Así fue cómo Laszlo Hanyecz, uno de los grandes contribuyentes al sistema de pago digital, completó el bizarro primer negocio con bitcoins en el 2010. En ese momento, las bitcoins estaban cotizadas en ¡US$41! Pero si las hubiera conservado hasta hoy, se habrían convertido en US$45,3 millones.

Focus. La criptomoneda llamada “bitcoin” se utiliza en todo el Internet y se ha vuelto increíblemente popular. Metro investiga si es fácil enriquecerse con él.

¿Cómo comprar “bitcoins”?
En los últimos años, el valor de “bitcoin” ha explotado y su cotización sigue en constante aumento. Pero, ¿es realmente una manera rápida y simple de hacerse rico? Decidí seguir el ejemplo de Hanyecz e invertir dos pizzas (US$30) en bitcoins. Esto no es muy complicado.

Primero, tienes que crearte una cartera digital y llenarla de la criptomoneda. Escojo Copay, que es una aplicación fácil que puede ser usada en mi computador. Es muy fácil crearse un monedero: solo se requiere una dirección de correo electrónico.

$4.1k dólares era el precio de una “bitcoin” completa al momento en que este artículo fue escrito.

Después, tuve que copar una serie de palabras. Esto es súper importante, porque si es que el teléfono se me rompe, te servirá como única opción para acceder al monedero. De lo contrario, perderás todas tus “bitcoins”.
Ahora es momento de comprar una pequeña parte de una “bitcoin” (al momento de escribir este artículo, una completa costaba más de US$4.100). Así que invierto mis US$30, y para hacerlo tengo que ir a “Bitcoin exchange” y hacer una transacción anónima. Funciona si es que el monto total no excede los US$60.

¡Y el precio sube!
Ahora tengo que esperar a que suban los valores. De todas formas, es posible que no haya entrado en el mejor momento. El promedio hasta este punto bordea los US$4.100 y nunca ha sido tan alto como hoy. Pero el “bitcoin” está rompiendo récord tras otro, así que pienso ¿por qué no podría continuar esta tendencia en los próximos días?

Pero varios días después el promedio baja, y empiezo a preocuparme. Afortunadamente, son solo US$30 y si es que no me hacen rico, el daño será limitado.

Pronto, el precio de las “bitcoins” empieza a subir otra vez. En una semana, aparecen de repente casi US$36 en mi cuenta. Un incremento de cerca de un 20 por ciento. ¡En solo una semana!

Le cuento orgullosamente a todos sobre mis talentos haciendo inversiones. Pero en realidad no tiene nada que ver con eso, según explica Leon Brandsema, experto de Finanzen.nl.

“Después de este buen rédito, solo parece que tienes el control sobre él, ya que entraste en el mercado en el momento adecuado debido a la buena idea”, dice Brandsema. “Sin embargo, la tasa de ‘bitcoin’ se basa en nada. No puedo pensar en ninguna razón por la que no valga un dólar o un millón de dólares”.

“La única razón por la cual una ‘bitcoin’ vale tanto, es porque hay mucha demanda por ellas” Leon Brandsema, experto de finanzen.nl.

El experto lo compara con una casa: “Por ejemplo, una casa es realmente algo. Está hecha de materiales de construcción, y puedes vivir en ella. No hay nada detrás de una ‘bitcoin’ que represente valor”.
Y agrega: “La única razón por la cual una ‘bitcoin’ vale tanto, es porque hay mucha demanda por ellas. Tienes una ganancia de un 20 por ciento en una semana. Eso no pasa en el mercado normal de valores. Pero por lo mismo, el precio podría colapsar de repente mañana mismo”.

Pizza, entonces…
Así que no soy un inversionista inteligente y exitoso. Quizás sea mejor retirar mis ganancias lo antes posible. Pero, ¿cómo obtener el rédito de mis “bitcoins”? Por ejemplo, puedo revenderlas a una oficina intermediaria llamada Bitonic. Pero mejor voy a seguir el ejemplo de Laszlo Hanyecz. Voy a comprar pizza con ellas.

En Thuisbezorgd.nl puedes pagar con “bitcoins” la pizza. Pero casi nadie acepta el tipo de cambio, dice un vocero.
Sin embargo, pagar es parte del proceso. Elijo mi pizza y selecciono que quiero pagar con “bitcoins”. Después de eso obtengo un código QR en mi pantalla. Lo escaneo con mi aplicación de monedero y confirmo el pedido. Las pizzas están en camino.

Ahora solo espero que no se transformen en más de US$45 millones en siete años más.


Noticias Relacionadas