La casa es el refugio para muchos ante la agitación de la vida moderna. /iStock
La casa es el refugio para muchos ante la agitación de la vida moderna. /iStock

Destacado, Estilo de Vida, Tendencias por Luz Lancheros, Editora de Estilo, Metro World News,

Lo de hoy es enroscarse en las cobijas y ver Netflix interminablemente mientras se olvida el paso del tiempo. Pero esta tendencia, que se conoce como “Nesting” (cuyo término proviene de los años 80 por la coolhunter Faith Popcorn y que se llamaba “cocooning” en sus comienzos), no solo se limita a esa única actividad.

Sindrome Netflix. Mostramos productos desarrollados para una tendencia que es un estilo de vida para muchos

De hecho, Lisa White, directora del departamento de Lifestyle & Interiors de la agencia de tendencias WGSN ya hablaba en 2015 del “housewarming”, una corriente en la que los consumidores ahora quieren gozar de su propio espacio y su propio refugio.

Esto se vio en la decoración y en el “boom” de movimientos como el “hygge” danés, donde priman espacios acogedores y actividades íntimas como cocinar, decorar e incluso hacer manualidades en espacios pequeños. Acá te mostramos las apps y blogs más populares para quedarse en casa y hacer otras actividades igual de placenteras.

¿Qué es “Nesting”?

El término “nesting” proviene de la palabra ‘nest’ (nido), que significa quedarse en el nido.

Tendencia. Hay personas que optan por el ocio en casa los fines de semana en vez de salir a divertirse a la calle.

Salud. Descansar rebaja la ansiedad, reduce el estrés y potencia un organismo saludable.

Blogs populares para quedarse en casa y hacer otras actividades

1 Decorá y ordená

No todo es imágenes imposibles de Pinterest donde la realidad espanta a la ficción. Existe un portal llamado Apartment Therapy, que da consejos de organización, limpieza, decoración e inspiración basado en cosas más alcanzables. También la gurú del orden Marie Kondo, brinda ideas de cómo ordenar espacios (su libro llamado “La magia del orden” vendió 4 millones de copias en 33 países). Sitios como Gardenista (dedicado a jardines) y Remodelista también le apuntan a la organización del espacio como terapia.

Podés ser feliz ordenando tu espacio. /istock

2-Descansa

En esto incluso hay negocio. Hay portales de e-commerce como Stay Home Club que venden desde prints y bolsos hasta camisetas hechas para quedarse en casa, pero con diseño. Todo cuesta entre 20 y 38 dólares. También hay pijamas de lujo y líneas de diseño (como las de Karim Rashid) que se enfocan en ropa de cama más confortable y elegante. Asimismo, apps para conciliar el sueño como SleepRate o SimplyNoise y almohadas hechas para descansar también son muy populares.

Hacer nada es un placer necesario. /istock

3-Come mejor

Hay apps que permiten que uno contrate a alguien para mirarlo cocinar, como Chefly en España, donde se puede contratar a un chef que haga la cena (él se encarga de los ingredientes). Homemade permite que uno pueda comer alimentos preparados por vecinos cerca de su locación. También hay apps para comer comida casera como Heartland Chefs o Sharefoods Singapur, especializados en vender platos elaborados desde otro hogar.

Hay algo más que comida rápida. /istock

4-Teje

Parece actividad de señoras, pero lo tejido está ligado a la tendencia del confort con estilo. En Pinterest y YouTube hay tutoriales e ideas para quien quiera ir de lo elegante a lo simple y también hay aplicaciones como StashBot (en iTunes) que ayuda a medir patrones y piezas y da estrategias para mejorar la técnica de tejido. Otras apps y portales como Craftsy no solo se especializan en el tejido, sino en otras artes y manualidades.

Tejer no está limitado a edad o género. /istock

Análisis

¿De dónde viene el “Nesting”?

La socialización se hace por el tema digital y móvil, la conexión primaria entre humanos se ha ido a un segundo plano. Como todo se ha desarrollado en este nivel, no se necesita ya de ese plano físico. Ahí se produce un poco ese nido para que esa tendencia se haya vuelto muy popular, también ha surgido un contexto evolucionado en hogares en los que se ven avances tecnológicos y todo se ha vuelto mucho más confortable. Hay un contexto más cómodo en el hogar.

Cifra

2015 es el año en el que comienza a verse la tendencia y cuyos precedentes están en los movimientos slow, pero sobre todo, en el auge de lo digital como espacio de socialización

Por otro lado, una de las economías que más ha crecido ha sido la economía de la soledad. Eso es consecuencia de la falta de socialización. Las personas creen que con un plan básico de entretenimiento como Netflix o con cosas como Rappi, que les llevan todo a la casa, ya pueden resolverlo todo desde ahí. Ahora, una de las explicaciones de Lisa White hace un par de años también se centra en que vivimos en un mundo más veloz y trabajamos más (WhatsApp nos amplía los horarios laborales, por ejemplo).

Esto ha hecho que los fines de semana sean un oasis y ya no se tienen ganas de salir. Se quiere un espacio relajado, sin apresurarse para arreglarse para hacer una vida social. Y dentro de ese contexto de hiperconexión surge otro punto que es el de la desconexión o soledad. Ahora, la industria del bienestar es algo que ha crecido mucho y la gente quiere ir un poco más despacio, quiere descansar. Reconectarse con sus rutinas.

Catalina Marín
Experta WGSN


Noticias Relacionadas

Comprar una casa es una decisión grande, que afecta no solo a los que buscamos un nuevo hogar y a nuestra familia, también influye directamente en l...

por Freddy Cardoza