Barrera es un volante de 28 años con mucha velocidad y buen manejo del balón / AFP
Barrera es un volante de 28 años con mucha velocidad y buen manejo del balón / AFP

Deportes, Destacado, Futbol por EFE y Haxel Rubén Murillo,

Planteamiento táctico de Nicaragua tiene tres fichas claves para la Copa Oro: Barrera será el líder, Chavarría el alma y Copete el muro.El centrocampista y capitán de la selección de Nicaragua, Juan Barrera, será el referente y quien lleve la batuta del equipo durante la Copa Oro, mientras el hábil volante Carlos Chavarría será el alma y el defensa central Luis Fernando Copete, el muro de contención.

Barrera es un volante de 28 años con mucha velocidad y buen manejo del balón, que se convirtió en el primer futbolista del país en emigrar hacia una liga europea para jugar en el austríaco SC Rheindorf Altach.
Conocido en Nicaragua como ‘el Iluminado’, será el encargado de imponer su liderazgo y comandar la media cancha nicaragüense aunque se perderá el primer partido, frente a Martinica el 8 de julio, por acumulación de tarjetas amarillas.

Barrera, del Comunicaciones guatemalteco, fue el héroe que le dio el pasaporte a Nicaragua a la Copa de Oro al anotar tres goles en los últimos minutos en el partido de vuelta de la repesca contra Haití, que había vencido a los centroamericanos por 3-1 en el partido de ida en Puerto Príncipe.

El marcador global quedó favorable a Nicaragua por 4-3.

Barrera cuenta con la confianza del entrenador, el costarricense Henry Duarte, quien conoce sus virtudes y la categoría que le imprime a la media cancha del equipo.
Además, cuenta con la cualidad de ir a la ofensiva y definir el juego en cualquier momento, como lo hizo frente a los haitianos.

Junto a Barrera destaca Carlos Chavarría, un habilidoso joven de mucha rapidez y buen toque de pelota que juega también como centrocampista.

Del campeón local Real Estelí, Chavarría es un arma desequilibrante, escurridizo, se mueve fácilmente a la ofensiva y genera oportunidades de gol.

En la defensa sobresale el central Luis Fernando Copete, un colombiano nacionalizado nicaragüense que juega con el Comerciantes Unidos peruano y que se ha convertido en una garantía.

Otra figura será Dani Cadena, un español nacionalizado que se desempeña como creativo y se proyecta con talento a la ofensiva, aunque también se perderá el juego frente a Martinica por amonestaciones.

Las principales ausencias de la Azul y Blanco serán el otro defensa central, Jason Casco, un pequeño pero aguerrido jugador que sufrió una lesión en la rodilla derecha.

También es baja el delantero venezolano de origen nicaragüense Jaime Moreno, del Cultural Leonesa de la Segunda B española, que no fue convocado al denunciar públicamente en marzo a la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut) por falta de buenas condiciones de trabajo.

La Azul y Blanco vence a Canadá con Copete recuperado

La Selección Nacional de Fútbol venció 3-1 a Canadá la tarde este lunes en Sunrise, Florida, Estados Unidos, donde el conjunto pinolero sostuvo el primero de dos amistosos contra el combinado de ese país, mostrando buenos argumentos futbolísticos y reafirmado la filosofía del costarricense Henry Duarte: tratar de manejar la pelota, dominar los partidos y crear mucho peligro por el centro y las bandas.

Fue un partido que duró 60 minutos, ese era el acuerdo al que llegaron las federaciones de Nicaragua y Canadá. La Azul y Blanco pasó con cien el examen práctico, se levantó de un 0-1 en contra, dándole vuelta al marcador gracias a dos goles del atacante Luis Manuel Galeano y otro del defensa central Erick Téllez. Canadá abrió el marcador en el segundo tiempo con un tanto del centrocampista Scott Arfield, empató Galeano, Téllez hizo el 2-1 y cerró la cuenta Luis Manuel.

Jugó Copete

Duarte jugó este partido alineando a Justo Lorente en la portería. Josué Quijano y Manuel Rosas ocuparon las bandas, y la sorpresa más importante del día fue ver a Luis Fernando Copete haciendo pareja en la defensa central con Erick Téllez. Se puede dar por hecho que el colombiano está totalmente recuperado de su lesión y que jugará el primer partido contra Martinica. En el medio campo estuvieron Marlon López y Bismarck Montiel; Luis Galeano jugó como enganche, el frente de ataque lo conformaron Carlos Chavarría, Elvis Figueroa y Eulises Pavón.

“Lo que nos importaba era aplicarnos a lo que veníamos trabajando. Creíamos en ganar, el 3-1 da confianza, pero tenemos que relajarnos porque los partidos importantes son los que vienen en Copa Oro, esos tenemos que ganar para pasar a segunda ronda”, dijo Manuel Rosas a Levi Luna de 8 Deportivo, quien estuvo transmitiendo las acciones en su cuenta personal de Facebook. Hay que recordar que Canadá pidió que el desafío se jugara a puerta cerrada.

El lateral izquierdo Rosas tiene razón, al final lo más importante era el funcionamiento del equipo al margen de un resultado que si bien es cierto da confianza, no significa absolutamente nada en términos oficiales. El 8 de julio Nicaragua enfrentará a Martinica en un partido que de ganarlo le dará un gran porcentaje de posibilidad para avanzar a la segunda ronda de la Copa Oro. Ese es el principal objetivo.

Esta mañana a partir de las 8:00, hora de Nicaragua, se jugará el segundo desafío, si el clima lo permite. En Miami está lloviendo, de manera que de eso dependerá la realización del encuentro. En este juego están programados a salir como titulares Diedrich Téllez, Cyril Errington, Óscar López, Bismarck Veliz, Dani Cadena, Maykel Montiel, Luis Peralta, el capitán Juan Barrera, Bryan García y el delantero centro Jorge García.


Noticias Relacionadas

La Selección Nacional de Fútbol de Nicaragua jugará sus partidos como local de la Liga de Naciones de la Confederación de Fútbol de Norteamérica...

por Iván Flores

La selección de fútbol mayor masculina de Nicaragua debutará el próximo 8 de septiembre en condición de visitante ante San Vicente y las Granadin...

por Alejandro Sánchez/Metro Nicaragua

En Argentina, un gran sector de la prensa deportiva se limita a anunciar el partido entre su selección y la de Nicaragua, sin entrar en el terreno de...

por Alejandro Sánchez