Previous Next

Destacado, Especiales por Letzira Sevilla,

Dinámica y con buen dominio de cámara, la Junior Chef Sofía asegura que es una niña enérgica y cargada de creatividad, añade que es sociable y detallista, dos cualidades de las que podemos dar fe porque ha preparado platillos para nuestras publicaciones y es cuidadosa hasta en lo más mínimo, tanto en la realización de la receta como en la presentación del plato elaborado.

“Chefs en casa” es la frase con la que la niña Sofía Isabella Castilblanco ha logrado ganarse el cariño del público nicaragüense que la sigue en sus redes sociales para admirar su arte culinaria y aprender a preparar las diversas recetas que les comparte.
Al hurgar en su memoria asegura que tan solo tenía 4 años cuando las sartenes y los sabores le empezaron a atraer, cosa que asombró a su mamá, quien optó por involucrarla en los quehaceres culinarios, a pesar de su corta edad

“Empecé yendo con mis padres a hacer las compras de la casa, después me daba a la tarea de poner cada alimento en el lugar que le correspondía, conforme fui creciendo me iba involucrando más y luego comencé a leer recetas por internet y libros de cocina, y de la lectura pasé a la práctica hasta que ya podía crear mis propias recetas. Claro está que empecé con platos sencillos y luego fui exigiéndome más”, comparte la Junior Chef

Sofía ha aprendido a organizarse, es una niña aplicada en sus estudios y con grandes metas. Algunas veces, mientras cocina, practica inglés con su mamá, quien le nombra los ingredientes en esa lengua e interactúan sobre la receta que está preparando.

Además, su vida no solo transcurre entre las actividades escolares y la cocina, sino que también ama el ballet, disfruta leer y sobre todo viajar.

Junior Chef Sofía disfruta el poder interactuar con el público mediante sus redes sociales, sin embargo, su principal misión como una niña con proyección es poder inspirar a otros niños a perseguir sus sueños, porque asegura que todos tienen talento que explotar, asimismo, cree que los padres deben apoyar a sus hijos para que alcancen todo lo que se propongan.

“Todos los niños se sienten más seguro de hacer algo cuando los padres de familia los apoyan y recuerden no importa la edad para encontrar esa creatividad y pasión que puede ser cantar, bailar o cocinar”, comparte.

Para la Junior Chef Sofía el cielo es el límite y está convencida de que podrá convertirse en la primera chef bailarina, pues no pretende renunciar a ninguna de estas dos pasiones, por ello desea ingresar al famoso Instituto culinario Cordon Bleu y a Juilliard School of dance en Nueva York.

Esta niña talentosa también ve en la cocina una especie de laboratorio educativo en el que los niños que tienen pasión por preparar recetas pueden aprender de forma práctica las matemáticas, debido a que se emplea con frecuencia el cálculo de diversos ingredientes en fracciones, como ¼ de taza, ½ litro, además de las libras y las onzas, por ilustrar de alguna manera.

Como dijimos anteriormente, Sofía es una chef que ha encontrado en las redes sociales el vehículo perfecto para compartir su sazón por ello las considera increíbles y asegura que se han vuelto el sitio en el que se retroalimenta de quienes la siguen, pues no solo enseña a cocinar sino que también recibe estímulo de su público.

“Es bonito ver que te mandan mensajes llenos de buenas vibras y hasta recibo fotos de todo lo que cocinan siguiendo el paso a paso de lo que les comparto, y en realidad no se imaginan cómo me motivan a continuar esta aventura en la cocina”, concluyó.
Si aún no han disfrutado del talento de Sofía, pueden seguir sus aventuras culinarias en
Facebook, Instagram y Youtube: juniorchefsofia


Noticias Relacionadas