Imagen referencial /Internet
Imagen referencial /Internet

Destacado, Especiales por Metro,

El embarazo y la lactancia son dos de los procesos más bellos que pueden vivir las madres y también son momentos de mucho cuidado. Por ello es importante tener una alimentación adecuada, que aporte los nutrientes esenciales para el buen desarrollo del bebé, a la vez que la madre se mantiene en un buen estado de salud. Sabemos que las proteínas, vitaminas, minerales y el calcio son importantes y que la leche y los productos lácteos son una gran fuente de nutrición.

Durante el embarazo

La leche en cualquiera de sus presentaciones: entera, light, semi y descremada contiene calcio, un nutriente esencial para la formación de los huesos del bebé.

El consumo de la leche y otros lácteos podría ayudar a la madre a reducir las posibilidades de padecer de diabetes, hipertensión y hasta de sufrir preeclampsia, evitando así poner en riesgo su vida y la vida que lleva en el vientre.

Consejo. Recomendada durante el embarazo y lactancia

Los alimentos lácteos también son importantes en el embarazo por su contenido de nutrientes.

Durante la lactancia

En esta etapa las madres deben tener una buena hidratación y nutrición para una producción óptima de leche en cantidad y calidad para soportar el crecimiento del bebé.

Las madres, sean primerizas o con más de un hijo, conocen de muchos mitos y recomendaciones de nuestras abuelitas o familiares que nos indican que consumir productos lácteos no es recomendable mientras lactamos. Sin embargo, es importante indicar que no hay alimentos que afecten la calidad de la leche que se brinda a los hijos, pero sí se deben consumir nutrientes, proteínas, vitaminas y minerales para estar saludables.

Los productos lácteos tienen componentes importantes en la alimentación de la madre después del parto, porque, además de contribuir a una dieta balanceada, proporcionan proteínas, calcio y vienen adicionados con vitamina D, que ayuda a tener una mejor absorción del calcio en los huesos.

La hidratación también es vital para mantener una producción suficiente de leche.

El director de nutrición del Instituto LALA, Daniel Guerrero, indica que “de manera general no hay motivos por los cuales los lácteos deban suspenderse durante esta etapa, y siempre es importante que cualquier modificación en nuestra alimentación la hagamos de la mano de un especialista de la salud”.


Noticias Relacionadas

El tan esperado día de las madres está a la vuelta de la esquina y como una madre lo da todo por su hijo, se merece un regalo que la emocione tanto ...

por Metro

Las redes sociales nos bombardean de mamás impecables con hijos, maridos y vidas perfectas; aunque sabemos que esa no es la realidad, nos desesperamo...

por Valeska Silva Pohl