La laguna de Apoyo es uno de los destinos favoritos para los turistas nacionales y extranjeros. /Archivo
La laguna de Apoyo es uno de los destinos favoritos para los turistas nacionales y extranjeros. /Archivo

Destacado, Turismo por Yader Luna,

Las lagunas volcánicas de Nicaragua están siendo promovidas como Patrimonio de la Humanidad por ser el hábitat de distintas especies únicas.

Esta iniciativa está siendo impulsada  por The Peace Project, una organización que trabaja apoyando a las comunidades rurales asentadas en la Laguna de Apoyo. Además, la Cámara  Nacional de Turismo (Canatur) trabaja en la elaboración de una propuesta para presentarle al Gobierno la importancia de promover las lagunas volcánicas.

Iniciativa. Diversas organizaciones impulsan la idea y preparan un proyecto

Las lagunas volcánicas nicas podrían convertirse en el nuevo Galápago acuático del continente por su riqueza natural y por ello la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) podría  incluirlas en  la lista de Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad, según declaró  el científico estadounidense  Kenneth McKaye, el año pasado, a la revista “Nicaragua, Turismo e Inversión”.

El pasado 20 de abril desde  The Peace Project publicaron un artículo titulado “Cómo bucear en un volcán y ayudar a salvar el mundo”, en el que invitan a los turistas a conocer  las lagunas volcánicas de Nicaragua y que puedan vivir una aventura especial sumergidos en sus aguas.

Un incentivo para el turismo y para la preservación

Al respecto, la presidenta de Canatur, Lucy Valenti,   confirmó que están cabildeando y trabajando en un proyecto para promover esa designación.

“Es una iniciativa que podría ser factible, tomando en cuenta las riquezas naturales de las lagunas volcánicas y esto vendría a ser un valor agregado para el turismo”, dijo Valenti.

Asimismo, insistió que de llegarse a aprobar esta iniciativa por parte de la Unesco permitiría al país “acceder a conseguir recursos para apoyarnos en el rescate de estos recursos”, pues algunas de las lagunas han sido contaminadas en los últimos años.

“Nicaragua tiene todo un Galápago acuático porque hay más peces de diferentes especies en sus lagunas volcánicas, mucho  más que todas las aves que hay en Los Galápagos. Lo único que se debe hacer es meterse debajo del agua y verlas. Cada una de sus lagunas cratéricas posee especies únicas en el mundo”, aseguró McKaye, un estudioso de  los peces de Nicaragua desde 1970.

Un destino único en el mundo

Valenti indica que obtener está certificación de parte de la Unesco nos posicionaría como “un destino único en el mundo” y nos daría más renombre internacional.

“Las lagunas cratéricas son recursos que se pueden explotar porque en ellas se pueden realizar deportes como el buceo, que atraerían a decenas de turistas internacionales”, explicó la presidenta de Canatur.

Entre las lagunas volcánicas de Nicaragua destacan: Apoyo, Nejapa, Tiscapa, Asososca en Managua, Asososca  en León, la enigmática laguna del Volcán Maderas, Xiloá, la laguna de Masaya, Apoyeque y la laguna del Volcán Cosigüina.


Noticias Relacionadas