Messi en la prolongación, el 500 de su cuenta en el Barcelona, lo que le permite salir del Santiago Bernabéu como líder de LaLiga Santander. / Getty Images
Messi en la prolongación, el 500 de su cuenta en el Barcelona, lo que le permite salir del Santiago Bernabéu como líder de LaLiga Santander. / Getty Images

Deportes, Destacado, Futbol por EFE,

Así jugó el Real Madrid ante el Barcelona el partido correspondiente a la trigésima tercera jornada de la Liga disputado en el estadio Santiago Bernabéu.
Keylor Navas (7): Completó una mala primera parte y una segunda más acertada. Comenzó nervioso, con malos despejes, entregas erráticas y sin ser decisivo. Recibió su decimosexto gol consecutivo en un partido y parecía destinado a naufragar en un encuentro de gran calado. Sin embargo, en la segunda parte se repuso e hizo cuatro buenas intervenciones: la primera a Paco Alcácer, la segunda a Gerard Piqué en un cabezazo complicado del central del Barcelona, la tercera a Luis Suárez en un remate a bocajarro y la última a Piqué de nuevo. Su falta de acierto en la primera parte la suplió con unos segundos 45 minutos excelentes.

/Getty Images

Carvajal (6): No se vio al gran Carvajal del partido de ida que jugó el Real Madrid ante el Bayern Múnich en Alemania. Sin embargo, cumplió en casi todas las fases del juego, aunque falló en el primer gol del Barcelona, en el que no pudo frenar a Messi cuando encaró la portería de Keylor Navas. Intentó alcanzar la línea de fondo en varias ocasiones sin mucha fortuna. Eso sí, pudo con su par, Paco Alcácer, que apenas tuvo opciones de desbordar al lateral derecho blanco. Luchador y cumplidor pero sin brillo.

Nacho (6): Volvió a cumplir como casi siempre. Bien al corte, sobre todo en alguna incursión de Messi, pero acabó desbordado por el resultado. El 2-3 final bajó la nota de casi todos los defensas del Real Madrid, que aunque no tuvieron la culpa de ningún gol, no pudieron ser brillantes para evitarlos.

 Sergio Ramos (6): Hasta el primer gol de Casemiro, en el minuto 28, prácticamente no hubo noticias de Ramos en el partido. Ni para bien, ni para mal. Sin embargo, el central blanco salió de la nada para rematar al palo un centro de Marcelo que acabó en las botas de Casemiro, que hizo el primer gol del partido. El resto del choque, cumplió sin más y acabó expulsado por una entrada sobre Messi que pudo ser amarilla en vez de roja.


/Getty Images
 Marcelo (7): Se jugó la expulsión con un claro codazo a Messi en los primeros minutos del partido. Aunque no enamoró como ante el Bayern Múnich, sí resultó decisivo en algunas fases del partido. Nunca alcanzó ese nivel, pero aún así puso el centro del primer gol del Real Madrid, estuvo a punto de dar el segundo a Benzema y por fin sirvió a James Rodríguez el empate a falta de cinco minutos para el final. Incansable, acertado y eléctrico.

Kroos (4): El centrocampista alemán no tuvo su mejor día. En la primera parte falló muchos pases, alguno de ellos infantiles. No fue el metrónomo que acostumbra a ser. Aunque en el segundo acto tuvo un tímido despertar al principio, después volvió a mostrarse errático e incluso algo pasivo. Mal.

 Casemiro (5): Aunque marcó el primer gol del partido, jugó con fuego durante toda la noche. Se mostró excesivamente duro y tuvo que ser expulsado en la primera parte. Nunca pudo con Messi, a quien solo pudo frenar en muchas ocasiones con faltas. Fue sustituido por Mateo Kovacic a falta de 20 minutos para el final. La tarjeta roja amenazaba a su figura y Zidane prefirió cambiarle antes de tiempo.

Modric (6): De más a menos, el centrocampista croata fue desapareciendo de un partido que comenzó bien, repartiendo buenos pases que sus compañeros no aprovecharon. Uno de ellos lo pudo aprovechar Benzema en un mano a mano que detuvo Ter Stegen. Después, el portero alemán despejó un disparo bien dirigido del croata antes del descanso. En la reanudación Modric apenas apareció y el Real Madrid lo notó.

Bale (4): Vivió una noche negra. Volvía de una lesión y acabó lesionado. Tal vez esté jugando su peor temporada desde que llegó al Real Madrid. El jugador galés no acaba de arrancar y cuando parece que va a hacerlo, acaba en la enfermería. Pese a sus últimas ausencias, Zidane apostó por él en el once titular. Comenzó en la izquierda, pero pronto se cambió de banda. Falló en varios centros, en un disparo y su aportación fue prácticamente nula. En el minuto 39 fue sustituido por Marco Asensio con problemas en su pierna izquierda. Ese fue su final anticipado a un mal día.

Benzema (6): Como casi todo el resto de sus compañeros, comenzó bien y se fue apagando. Inició el duelo con su buena movilidad característica, pero estuvo poco acertado de cara a la portería rival. Tuvo dos ocasiones claras, una en la primera parte y otra en la segunda. En ambas, apareció Ter Stegen para frenar el gol de Benzema.

Cristiano Ronaldo (6): Comenzó fuerte el partido. Desde el primer segundo salió enchufado y pudo provocar un penalti de Umtiti. Justo después, sentó a Piqué y lanzó un disparo que despejó Ter Stegen, que también evitó otro tanto del portugués en el minuto 20. A partir de ahí, se diluyó el resto del primer acto y en la segunda parte falló una ocasión clarísima con 1-1 que le sirvió en bandeja Marco Asensio. Se dejó los goles ante el Bayern y no acertó contra el Barcelona. Después de su triplete ante los alemanes, no pudo completar su semana mágica con algún gol contra el Barcelona.

/Getty Images

 Asensio (7): Saltó al campo al final de la segunda parte para sustituir al lesionado Bale. Mostró mucho desparpajo y creó varias ocasiones de gol. Sobre todo, una de Cristiano, que no supo aprovechar un gran pase de Asensio tras una buena cabalgada por la banda derecha. Como ante el Bayern Múnich, volvió a mostrar sus credenciales. No llegó al mismo nivel, pero tiene magia en sus botas.

Kovacic (6): Saltó al campo a falta de 20 minutos para sustituir a Casemiro, que estaba al borde de la expulsión. Con la roja de Sergio Ramos, tuvo que multiplicarse. Hizo un trabajo sucio invisible.

Jame Rodríguez (7): Jugó los últimos minutos y casi fue decisivo. Sustituyó a Benzema al final del partido y marcó el gol del empate que daba al Real Madrid media Liga. Después, hasta pudo hacer el 3-2, pero Ter Stegen lo evitó. El tanto final de Messi apagó una luz que volvió a brillar.

/AFP

 Así jugó el Barcelona ante el Real Madrid el partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu.

Ter Stegen (8):el portero alemán se mostró seguro en casi todas sus intervenciones, algunas de mucho mérito como los disparos que atrapó y despejó en la primera mitad a Cristiano Ronaldo y Modric. En la jugada del gol del Real Madrid dudó en ir al balón centrado por Marcelo y ese segundo de indecisión fue clave para el remate de Ramos. En la segunda parte siguió parando remates del rival, excepto el gol de James, ante el que nada pudo hacer.
Sergi Roberto (7): al igual que en el partido de Liga de Campeones contra la Juventus, el lateral estuvo poco participativo, aunque cumplió en su cometido defensivo. Se prodigó poco en ataque y prefirió estar más centrado en la parcela defensiva que atacante. Inició la jugada del gol decisivo del Barcelona.

 

/Getty Images
 Piqué (8): el defensa catalán fue pitado durante todo el partido por la afición madridista. Ese ambiente hostil no influyó en su rendimiento, puesto que estuvo efectivo en la zaga, sacó varios balones con peligro de los atacantes blancos e incluso hizo algunas incursiones en ataque que pudieron terminar en gol, como el remate de cabeza que paró Keylor Navas y otro disparo que también le sacó el costarricense en el área pequeña.
 Umtiti (7): el central francés fue el complemento de Piqué. Estuvo seguro en el corte y arriesgó menos que su compañero. Intentó siempre buscar el pase fácil y no se complicó con el balón en los pies. Vio la cartulina amarilla por una dura entrada a Cristiano en la primera parte.
Jordi Alba (7): el lateral izquierdo aportó la dosis necesaria de profundidad que necesitó su equipo en momentos puntuales del partido. Durante gran parte de la primera mitad recibió solo y eso favoreció que su equipo optara por volcar sus ataques por ese costado. En la segunda parte arriesgó en el apartado ofensivo y gracias a las coberturas de sus compañeros no se notaron sus carencias.
Rakitic (8): se situó a la derecha de Iniesta y el manchego le tomó como referencia para acompañar sus jugadas en la medular. Participó en el primer gol de Messi con un pase medido a la carrera del argentino y marcó el segundo con un zurdazo imparable para Keylor Navas.


Busquets (6): el centrocampista catalán no brilló como en otros partidos importantes. Su trabajo en la medular le hizo verse las caras con los jugadores más desequilibrantes del conjunto blanco. En la primera parte cometió un fallo en un pase que costó un contragolpe peligroso del Real Madrid, aunque enmendó su error al filo del área. En el segundo gol, James se fue de su marca, corrió tras él, pero el colombiano remató solo.
 Iniesta (7): con el brazalete de capitán, el manchego intentó echarse el equipo a su espalda desde el primer minuto. Ejerció su liderazgo moviendo al equipo con el balón, ofreciéndose para tener la posesión y dotando al juego de la tranquilidad necesaria en ciertas fases. Le faltó algo de velocidad en los metros finales para dar pases de gol, pero, como suele hacer en las grandes citas, no defraudó.
 Messi (10): bajó mucho a recibir y eso su equipo se lo agradeció. Participó mucho en el juego y siempre intentó buscar el balón para poner en apuros a la defensa blanca. Recibió un codazo de Marcelo en la primera parte que no mermó su rendimiento, pese a que tuvo que jugar algunos minutos con un esparadrapo para que no sangrara. Fue el autor de dos goles, incluido el decisivo en el tiempo añadido, pero pudo marcar alguno más. En algunas ocasiones no acertó con sus remates y en otras se encontró con Keylor.


/Getty Images

 Luis Suárez (6): el delantero uruguayo no se cansó de correr, peleó y sacó su garra para medirse con los centrales del Real Madrid, pero no fue su partido. Apareció poco en ataque, no estuvo acertado en algunas acciones rápidas y no fue determinante como en otras ocasiones. Tuvo el gol en sus botas en el minuto 67, pero su remate con la pierna derecha lo sacó Keylor.
Alcácer (6): titular ante la baja de Neymar, el delantero valenciano le puso ganas, pero estuvo poco participativo y no aprovechó la ocasión de reivindicarse con una gran noche. Estuvo desaparecido en ataque en muchas fases del encuentro y, aunque pudo marcar en un mano a mano con Keylor Navas, su remate, con poca fe, lo sacó por bajo el costarricense. Fue sustituido en el minuto 69 por André Gomes.
André Gomes (6): entró al césped sustituyendo a Alcácer y se situó por la banda izquierda. El futbolista portugués entró poco en juego, aunque creó peligro con un balón que centró a Piqué y a punto estuvo de ser gol y con su participación en el último gol. No estuvo fino al recibir de espaldas y algunas pérdidas suyas crearon contragolpes del Real Madrid.


Noticias Relacionadas