sophie francis / Cortesía
sophie francis / Cortesía

Destacado, Espectáculos, Música por Metro Internacional,

Sophie Francis, de 18 años, acaba de firmar un contrato con la productora independiente holandesa Spinnin’ Records. Metro habló con la colegiala, quien acaba de convertirse en una figura sorprendente en una industria dominada por chicos y que habla sobre sus planes

De acuerdo con Sophie Francis, el día tiene muy pocas horas. Tiene que trabajar duro para pasar sus exámenes finales en el colegio, mientras intenta introducirse en la industria de la música. A fines de marzo se presentó en el Ultra Music Festival de Miami (24, 25 y 26 de ese mes), el festival electrónico más grande del mundo.

¿Cuál fue tu reacción al saber que estarías en Miami?
– “¡Qué diablos!”, fue lo único que grité. No pude decir nada más que eso. También escuché que quizás podría presentarme en el festival belga “Tomorrowland”. Después de tantas buenas noticias me ha sido muy difícil esperar a que todo suceda. Por el momento tengo que bajar las revoluciones porque tengo mucha tarea. Pero pronto no volverá a pasar.

¿Qué tipo de música haces?
– No es solo un estilo. Es pop, house, dancehall, future bass, trap, tropical y urban, con mucha energía positiva. Quiero hacer a la gente feliz. De eso se trata.

Estás viviendo el sueño de muchos. ¿Lo sientes así?
– En cualquier caso, siento que estoy viviendo mi propio sueño. Pronto voy a poder viajar por el mundo todo el tiempo con mi música. Eso es increíble.

¿Cuál es la presentación más multitudinaria que has hecho hasta ahora?
– Fue en Valencia, donde toqué para 35 mil personas, y todas se volvieron locas. Eso da muchísima adrenalina. Para un DJ, el tiempo pasa muy rápido. Una hora y media parecen 15 minutos.

¿Cuál es el mejor show que has visto?
– Si hablamos de personas que crean una buena conexión con el público, ese es Steve Aoki. Me invitó el año pasado al festival holandés “7th Sunday”. Y después tocamos juntos en un club en Mallorca. Tiene muchísimo poder y lleva todo el tiempo a la audiencia.

Estás en los escenarios con personas que ya son estrellas en la música electrónica. También estuviste con Martin Garrix en Mallorca. ¿Cómo es él?
– Muy genial, muy aterrizado. Habla con todos y actúa normal. En ese aspecto es un ejemplo a seguir para mí.

La gente a veces te compara con él porque ambos son jóvenes y llegaron rápido al lugar en donde están. ¿Qué piensas al respecto?
– Por un lado, es un honor. Pero ahora la gente me conoce como “la versión femenina de Martin Garrix” y creo que él está cansado de eso (risas). Me gustaría que la gente me conociera como Sophie Francis.

Además de los cumplidos, también hay personas que te critican en YouTube. Algunos de los comentarios dicen: “Está exagerando”; “Ella no sabe mezclar”; “Tiene un productor fantasma”, “Tiene un papá millonario que arregla todo para ella”. ¿Cómo lidias con eso?
– Al principio me sentía súper mal. Pero por otra parte, son sinsentidos. No tengo un productor fantasma. Generalmente trabajo en conjunto con otros escritores y productores, igual que muchos otros artistas, a quienes siempre les doy los créditos. Pero he hablado con muy pocos DJ que han hecho todo en el escenario y dicen que esto es parte del asunto. Sobre mezclar: que vayan a ver mi show con sus propios ojos (risas). Y las cosas que dicen sobre ser exagerada y millonaria, son sinsentidos injustos y algunos son muy sexistas. Especialmente cuando eres una chica, porque las mujeres tenemos que estar probándonos constantemente. Esa es la razón por la que hay pocas mujeres DJ.

¿Es una industria muy dominada por hombres?
– Sí. Cuando un chico está en la mesa mezcladora nadie lo mira de cerca, él solo está trabajando en una buena mezcla. Cuando es mi turno, a veces hay cinco hombres mirándome las manos. Y después están evaluando si mi mezcla es real. Incluso se sorprenden de que así lo sea y de que pueda mezclar. Pero afortunadamente eso está pasando cada vez menos. A veces también escucho comentarios muy sexistas sobre cómo he hecho todo, tanto que ni siquiera puedo repetirlos. De nuevo, cosas injustas y sin ningún sentido.

¿Te critican tus colegas a veces?
– A los grandes DJ les gusta. Creen que es genial que una chica esté mezclando para un cambio. Los menos importantes a veces me critican, pero muchas veces es por celos, o porque me ven como una amenaza (risas).


Noticias Relacionadas