Miles participaron en una vigilia en tributo a las víctimas. /AFP
Miles participaron en una vigilia en tributo a las víctimas. /AFP

Destacado, Mundo por Sarah Yáñez-Richards,

Los londinenses rindieron ayer tributo a las víctimas del atentado frente al Parlamento británico con una multitudinaria vigilia en la céntrica plaza de Trafalgar, a pocos minutos del lugar donde fueron asesinadas cuatro personas y resultaron 40 personas heridas.

Cientos de londinenses acudieron con velas y ramos de flores a un acto de homenaje convocado por el alcalde de la capital británica, Sadiq Khan, que mostró su solidaridad con los afectados y llamó a los ciudadanos a no dejarse “intimidar” por el terrorismo.

Durante una jornada de duelo en Londres, se multiplicaron las ofrendas al pie del Big Ben y otros puntos donde el miércoles se vivieron escenas de pánico cuando un hombre arrolló con un vehículo a la multitud que caminaba por el puente de Westminster y acuchilló después a un policía.

Reporte de METRO.  Londres se despertó este jueves de luto, las banderas están a media asta y algunos ciudadanos llevan flores y escriben mensajes alentadores como: “No tenemos miedo”, en conmemoración al atentado que sufrió el miércoles el corazón político de la ciudad

Scotland Yard ha identificado a Khalid Masood, un británico de 52 años con antecedentes por delitos comunes, como el autor del ataque, que murió abatido a tiros cuando había logrado penetrar en el espacio vallado frente al edificio que alberga la Cámara de los Comunes y la de los Lores.

Con un ambiente de tristeza amaneció ayer la zona de Westminster. El centro de la ciudad del Támesis retomó por la mañana su ajetreado ritmo, pero en la zona de Westminster reinaba el silencio. En las calles, cortadas al tráfico, solo se oían las hélices de los helicópteros y las conversaciones de los walkie-talkies de los policías que custodiaban el lugar.

Jessica Adams, una profesora de un colegio que se encuentra cerca del Parlamento, relató a METRO que ayer tuvo que alquilar una bicicleta para ir a trabajar porque la estación de metro de Westminster estaba cerrada.

“No siento miedo. Los de mi quinta (54 años) estamos acostumbrados. Pues crecimos con mucho terrorismo en Londres”, declaró John Smith, que se dirigía al trabajo, y añadió que “desafortunadamente, ahora vamos a tener ataques más a menudo”.


Noticias Relacionadas