Una de las obras de esta artista. /Cortesía
Una de las obras de esta artista. /Cortesía

Destacado, MetroMujer, Tendencias por Letzira Sevilla Bolaños,

Lisette Morales es una artista de origen nicaragüense, radicada en Estados Unidos, que ha encontrado en la pintura un “punto de fuga” para plasmar en acrílicos la lucha que las mujeres deben sostener para romper los círculos de la violencia y del sometimiento del rol de amas de casa.

“Cubro temas como la violencia doméstica, la tercera onda feminista -de la cual fui parte-, el amor, el desamor, la exploración personal, la espiritualidad, entre otros”, precisa.

Una de sus series emblemáticas es la titulada: “Un amor que sangra mentiras”, la cual -explica- nace de sus experiencias emocionales cuando vivió en una relación abusiva por muchos años.

Pintora. Lisette Morales crea arte para romper los círculos de la violencia y el abuso

“Estaba condicionada a aparentar que todo estaba bien en mi vida cuando en realidad sufría en silencio. De allí viene el título. Para mí, la serie significa una etapa donde estuve atrapada, pero al final encontré la salida”, comenta.

Acerca de sus motivaciones, Morales sostiene que para ella pintar es una catarsis. “Muchas veces me pregunto por qué pinto. Y mi respuesta es siempre, porque quiero vivir. En el momento en el que estoy trabajando en un proyecto mi mente, alma y cuerpo están unidos como en una meditación y me siento viva. Crear es una  catarsis y quiero pasar esa experiencia de purificación a otros que de alguna manera se encuentren en situaciones similares”.

Cada

10 minutos un hombre mata a una mujer que es o fue su pareja, en algún lugar del mundo, según datos de la ONU. Además, una de cada tres ha padecido violencia física o sexual

Por el Día Internacional de la Mujer, comparte su visión acerca del rol de la mujer en la actualidad. “Tenemos que enseñarles a nuestras hijas todo lo que nosotras luchamos para llegar a donde estamos y que lo que tenemos ahora está basado en el trabajo de generaciones pasadas. Ser feminista no es odiar a los hombres. Es ser una mujer independiente, libre y con voluntad propia. Muchas mujeres alrededor del mundo aún no pueden gozar de esas libertades, así que tenemos que seguir adelante”, sostiene.

Sobre sus creaciones, explica que cada una representa su punto de vista. “Son una visualización de cómo percibo mi mundo, tomando en cuenta mi sensibilidad”.

Finalmente, la artista refiere que está trabajando en una nueva serie de cuadros que ha titulado: “Auto Reflejo”. “En ellos se puede apreciar una figura femenina observando un cristal. Ella siente una energía fuerte emanando del cristal, pero al acercarse se da cuenta que lo que percibe es el autoreflejo de su propia energía”, dice.


Noticias Relacionadas

Hoy quiero escribir y no puedo. No me sale la voz, no encuentro las palabras. Me gustaría dedicar este espacio para hablar de la última aplicación ...

por Marta García Terán

Mujeres de todo el país participaron ayer en una marcha desde el colegio Teresiano hasta la Universidad Centroamericana, en Managua, para conmemorar ...

por Uriel Velásquez