Destacado, MetroMujer, Tendencias por Luz Lancheros /MWN,

La doctora Musimbi Kanyoro –nacida en Kenia– viene  de una familia de 10 hermanos en la que se les dieron las mismas oportunidades tanto a los hombres como a las mujeres. Esto la inspiró a buscar, desde siempre, oportunidades y justicia para las mujeres de todo el mundo. Pugnó por la abolición del “Apartheid” en Sudáfrica y para 1998, ya era la secretaria general de la organización World YWCA. Ha trabajado en temas de derechos reproductivos y equidad de género por más de 20 años. En 2015, fue nombrada por Forbes como una de las mujeres más influyentes en el mundo que luchan por la igualdad.

La presidenta y CEO de la organización Global Fund For Women habló con Metro sobre el rol del feminismo y el activismo en la actualidad

Metro tuvo la oportunidad de entrevistarla, a propósito del Día de la Mujer, en el foro “Women Working for the World 2017”, realizado en Bogotá.

¿Cómo cambiar al mundo siendo una mujer del siglo XXI?

– Las mujeres ya están cambiando el mundo a cada momento.  Las hallamos en los medios, en cada aspecto de la vida. Lo que es importante es luchar por darnos ese crédito a nosotras mismas y que nos lo den por lo que hacemos. También ver que, por ejemplo, toda esa desigualdad, el gender gap, la discriminación, es una amenaza. No solo verlo por parte de las mismas mujeres, sino de la sociedad entera. También entender que hay muchos talentos de las mismas mujeres que no se han explotado debido a la falta de oportunidades. Estadísticamente, ellas tienen menos acceso a la educación. Tenemos que hacer algo frente a eso. Debemos ver a las mujeres como grandes líderes, como creadoras de negocios importantes. Como líderes políticas. De esta manera tenemos que seguir progresando.

¿Cómo hacer un activismo real, más allá de la virtualidad y del sofá?

– Es que eso no es un comienzo para las mujeres. Luchamos por mucho tiempo por nuestros derechos. Peleamos por nuestros propios espacios, por tener una voz en el espacio público. Ahora, lo virtual nos conecta y nos empodera las unas a las otras. Pero, si se pregunta por lo práctico, la información nos da poder y conocimiento. Eso se debe usar para cambiar comportamientos, también para dar leyes a mujeres desprotegidas. Dar recursos, a su vez, para que tengan oportunidades. Darlas para obtener cargos relevantes y empleo. La tecnología y herramientas deben usarse para eso. También para resistir contra los gobernantes y las  leyes que vulneran nuestros derechos.

Pero, ¿qué pasa con esa brecha que todavía hay en temas femeninos?

– Los hombres deben hacer resistencia con las mujeres. Por mucho tiempo los problemas de nuestro género eran nuestra culpa. Pero hay que entender que estos conciernen a toda la sociedad. Adicional a esto, los  medios también deben hacer un balance: informar sí para conseguir justicia y acabar con la impunidad. Pero tampoco seguir normalizando formas de violencia hacia nosotras.

Cita

“La información nos da poder y conocimiento. Eso se debe usar para cambiar comportamientos, también para dar leyes a mujeres
desprotegidas”.

¿Cree que los jóvenes son más o menos combativos que antes en temas sociales?

– He conocido a mucha gente joven, pero todo depende del lugar y posición en el que estén, si hablamos de tomar acciones. Muchas creen que todos esos derechos por los que aún se luchan, ya están ganados. Pero también, a veces encuentro a muchas mujeres en sus escuelas o puestos de trabajo que piensan así. Pero,  cuando no son promovidas, cuando se dan cuenta de que tienen que ser “multitask” y hacerlo todo perfectamente, se dan cuenta de que lo que vivieron no es tan distinto de sus madres y abuelas en cierto sentido. Por eso algunas mujeres se dan cuenta después de cierto tiempo y otras quieren cambiar las cosas muy jóvenes.

De esa manera, ¿cómo han impactado sus acciones, no solo en su país, sino a nivel mundial?

– He estado en la lucha por 25 años. He estado apoyando a  mujeres de todo el mundo, de todas las condiciones y ámbitos. Global Fund for Women apoya a grupos que buscan la justicia para nosotras. He visto lo que pasa en todo el mundo con las mujeres y también, con base en eso, he buscado ayudarlas y crear lazos para tal fin.

¿Por qué a pesar de que hay más conciencia sobre los problemas de género, seguimos con altísimos niveles de violencia en todo sentido?

– Una de las cosas que más ha impactado es la violencia de género y eso ha producido que muchas personas se unan contra esto y también contra otras formas de violencia, como la desigualdad y la discriminación que siguen latentes. Las mujeres, de todos modos, han conseguido ser escuchadas porque han alzado su voz. También tenemos Gobiernos que las protegen y protocolos para luchar por la justicia de las mujeres. Pero hay que seguir con ese trabajo. Si no hubiera esperanza, yo no seguiría con esto.

Entonces, ¿cómo definiría al feminismo en estos días?

– Para mí el feminismo es buscar justicia para las mujeres. Ni los Gobiernos ni otros cambios a nivel de sociedad en general han sido más fuertes que lo que ha hecho el feminismo por décadas. Este busca cambiar las cosas no solo para un grupo de mujeres, sino para todas nosotras. He visto también a muchas mujeres temerosas de asociarse con la palabra, porque de inmediato eso te quita (o te da, según el debate) “privilegios”.

También te puede aislar de la sociedad, a pesar de que este sea una declaración contra todo tipo de violencia. Concluyo que el  concepto es bueno, pero a veces trae división en sí mismo. Lo que hay que entender, de todos modos, es que el feminismo no es una lucha contra los hombres, pero sí es una lucha contra las creencias patriarcales que los hombres han propagado.


Noticias Relacionadas

El nombre de Amanda Serrano ya está escrito en los libros de historia del boxeo. Una muestra de esto es que “The Real Deal”, como se hace llamar,...

por Karla Figueroa /Metro World News

Hoy quiero escribir y no puedo. No me sale la voz, no encuentro las palabras. Me gustaría dedicar este espacio para hablar de la última aplicación ...

por Marta García Terán