La supervivencia del oso polar depende de un hábitat que se reduce peligrosamente. /AFP
La supervivencia del oso polar depende de un hábitat que se reduce peligrosamente. /AFP

Destacado, Mundo por Metro Internacional,

Más allá de ser mamíferos “queribles”, según la cultura popular, el oso polar es una especie vulnerable. Esto, según la Unión Mundial de Conservación (IUCN). Aunque hay entre 20 y 25 mil osos polares repartidos en la región ártica (incluyendo a Alaska, Canadá, Rusia, Groenlandia y Noruega),  la especie, desde 2008, ha sido catalogada como vulnerable, ya que su población se ha reducido por lo menos un 30% en los últimos 45 años.

Esto los puso al borde de la extinción, por lo que su caza se prohibió en países como Rusia y Noruega. También hay regulaciones en países como Canadá, Estados Unidos y Rusia donde se permite a ciertas comunidades cazar un número permitido de especímenes al año. Pero el hombre hace más daño de forma indirecta: el calentamiento global es el principal factor por el que los osos polares tienen amenazado su hábitat. Y de paso, han tenido que cambiar su modo de vivir y reproducirse.

“Estos animales se alimentan de focas y otros mamíferos que les dan energía suficiente para sobrevivir en esta región. Debido al cambio climático y el calentamiento global, se han comenzado a reducir las áreas en las que cazan y viven. Cazan en el mar, sí, pero van a su hábitat a realizar el resto de actividades. El hecho de que se desprendan capas de hielo, obliga a que estos animales recorran grandes distancias nadando para encontrar tierra y se reduce también su tiempo de caza”, afirma Ángela Navas, coordinadora académica del programa de biología de la Universidad Central de Colombia.

De hecho, un artículo escrito por los profesores Ian Stirling y Andrew E. Derocher del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Alberta, y publicado en la revista “Global Change Biology” en 2012, recopilaba cómo varios estudios mostraban que en 40 años, el territorio se había reducido de tal manera que su reproducción se había visto afectada debido a la presencia humana y contaminantes. De hecho, esto ha  incrementado el costo criar a sus cachorros y la mortalidad masculina debido a la energía que requerían para poder adaptarse a un nuevo territorio.

Ahora bien, “que una especie ya esté con su hábitat amenazado la pone en la lista de extinción. Claro, no toda la especie está en vías de ello, pero sí están gravemente afectados por el derretimiento de la capa de los polos, aunque no en alto estado de vulnerabilidad”, expone Jeferson Galeano, profesor de Educación Ambiental de la Universidad de la Sabana.

Esto, en cuanto a la caza. Estados Unidos puso a la especie en el acta de especies en peligro en 2008. Canadá hizo lo mismo en 2011, Y, en cuanto a tratados internacionales, el Acuerdo de Conservación del Oso Polar se firmó desde 1973 por los cinco países con más población de osos polares. Pero este también concernía a la caza.

¿Se podrían “adaptar” los osos polares al cambio climático?

Un estudio citado por los profesores Stirling y Derocher en su artículo mostraba que algunos de los osos machos podían comer frutos secos, hierbas y mamíferos como patos y también huevos. Este comportamiento comenzó desde 1900 y podría indicar que sí se están adaptando a ecosistemas terrestres, pero de todos modos, esto no cambió la dieta principal de la especie. Además, en los años 90 se demostró que biológicamente, el oso polar no era apto, biológicamente, para sobrevivir con solo vegetación, ya que su tracto intestinal no estaba adaptado para la digestión eficiente de la misma. Esto, inevitablemente, los hace dependientes de su fuente primigenia de alimento.

¿Tendrá el oso polar el destino del dodó o de otras especies ya desaparecidas por siempre? Puede que a muchos no les importe la pérdida de una especie tan querida. Pero sí que se convierte en un símbolo de lo que el cambio climático puede y podrá hacer en un futuro no con solo ellos, sino con toda la naturaleza en general.

Sobrevivir ¿Cómo  ayudarlos?

“La gente tiende a verlos y a preocuparse por ellos porque son, para muchos, estéticamente lindos”, afirma Ángela Navas. Pero, ¿cómo puede el ciudadano de a pie ayudarlos?

De hecho, existen varios programas en los que pueden enlistarse. Organizaciones como la WWF y otras que abogan por la vida salvaje invitan a donar para su causa. Pero la organización Polar Bears International ofrece varias iniciativas para comprometerse a fondo con la causa. Esto va desde compromisos por vía virtual hasta  proyectos educacionales en los que se demuestre verdadera pedagogía por la conservación de la especie.
Pueden consultar  todo en  PolarBears International.org

Entrevista a Ian Stirling,  Profesor adjunto del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Alberta, Canadá

¿Vemos aunque sea una posibilidad de supervivencia para los osos polares?
Si los humanos pudieran al menos detener el cambio climático, habría más hábitat, sobre todo en las áreas del norte. Los osos polares de las áreas del sur del Ártico, como la Bahía de Hudson, son los más propensos a sufrir más pérdidas de hielo para sobrevivir a largo plazo.

¿Por qué es importante saber sobre su extinción?
Le sorprenderá, pero para mí lo importante de esto es que muestra qué es lo que realmente está pasando con el hielo Ártico gracias al cambio climático. Es fácil de entender que los osos polares necesitan hielo como plataforma para cazar su alimento principal, las focas. Entre el hielo más se derrita, es más difícil para los osos polares sobrevivir.
Es muy importante entender que el cambio climático tiene severas y costosas consecuencias que vienen en forma de tormentas, en el incremento del nivel del mar. Los osos polares son importantes, sí, pero ayudan a entender a los humanos a entender que el calentamiento global es real y necesitamos hacer mucho al respecto, ahora.

¿En cuántos años cree que el oso polar se extinguirá?
Si podemos detener el cambio climático en 20 años, tendremos algunos osos en el área norte. Si no, no veremos muchos a finales de este siglo.

¿Qué significa para el medioambiente la extinción del oso polar?
No tendrá un gran efecto en el medioambiente. Sin embargo, el aumento de la temperatura requerida para destruir su hábitat tendrá un gran y enorme impacto negativo sobre los humanos.

¿Hay algún esfuerzo para salvarlos que haya dado resultado?
Vemos esfuerzos significativos para detener la emisión de gases tóxicos en muchos países. China, en algún punto, no era tan activo en esto. Sin embargo, el Protocolo de París fue muy alentador. Pero por otro lado, las acciones del Gobierno actual de Estados Unidos preocupan mucho debido a su posición como líder mundial. Estas son críticas a largo plazo en luchar contra el cambio climático, y afectan el bienestar del mundo entero.

 


Noticias Relacionadas

Aunque las actuaciones de circo pueden ser una experiencia agradable, rara vez notamos el sufrimiento de los animales obligados a trabajar en esto...

por Metro Internacional