El tetracampeón pinolero no ha tenido problemas con el peso. / Archivo
El tetracampeón pinolero no ha tenido problemas con el peso. / Archivo

Boxeo, Destacado por Harold Briceño,

Tras un mes de entrenamiento en Santa Ana, Costa Rica, y a uno de su pelea con el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, el tetracampeón nicaragüense Román “Chocolatito” González ha enfocado su preparación en ganar más velocidad y mejorar su defensa, dos elementos que según su entrenador, Wilmer Hernández, necesita perfeccionar para triunfar de forma categórica el próximo 18 de marzo en el Madison Square Garden de Nueva York, en la primera defensa de su título de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Consciente de que siendo el monarca indiscutible de una categoría en la que enfrentará a rivales de mucha fortaleza y capaces de lastimarlo con el poder de sus puños, como lo hiciera el mexicano Carlos “El Príncipe”

Cuadras el año pasado, “Chocolatito” está trabajando ahora en mejorar su defensa. “La idea es que Román reciba menos golpes, que se exponga menos al castigo de los puños de sus rivales, que sea un boxeador con excelentes movimientos de cintura”, dijo Hernández, el sucesor del fallecido Arnulfo Obando, añadiendo que en pro de ese objetivo, el mejor boxeador libra por libra del mundo ha estado “trabajando bastante mascoteo y haciendo ejercicios de flexibilidad con la cuerda”.

Luego de marcar 122,6 libras en el pre-pesaje oficial realizado por el CMB, demostrando que la báscula seguirá siendo para él un asunto accesible, Román se encuentra en la etapa en la que requiere mucho énfasis el tema de la estrategia que se utilizará para defender con éxito la corona ante Rungvisai, rival contra el que planea presentarse no solamente efectivo como es su costumbre, sino también con veloces combinaciones de golpes que le permitan dominar con superioridad a su oponente.

Luce fuerte

Antes de viajar a la reconcentración en el gimnasio Fight Club en Santa Ana, Wilmer manifestó que una de sus prioridades sería que Román adquiriera mayor fortaleza en su pegada, objetivo para el cual se trabajó en la primera parte de la preparación. “Si Román aumentó el poder de sus puños se sabrá con mayor certeza hasta el día de la pelea, lo que sí puedo decir es que lo veo muy fuerte, incluso, los muchachos que han guanteado con él también manifestaron haber sentido la fortaleza de su pegada, lo que no es un claro indicio de si Román ha aumentado su fuerza, pues estos sparrings nunca habían estado con Román”, manifestó Hernández.

Antes de viajar a Estados Unidos el próximo 12 de marzo, el campeón súper mosca del CMB realizará 20 rounds más de guanteo, para completar un total de 140 asaltos. Todo hace indicar que en el campamento de

Román el ambiente es de tranquilidad, no hay preocupación por el peso y menos alteración de nervios por el rival, pues el favoritismo del nica es indudable y la preparación, como diría el mismo tetracampeón, parece ser una de las mejores de su vida.


Noticias Relacionadas

El campeón mundial de peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Cristofer Rosales, viajó ayer rumbo a Belfast, Irlanda del Norte, donde el pró...

por Iván Flores

Román “Chocolatito” González está entrenando en Coachella, California. Al tetracampeón mundial lo acompaña su preparador físico, Alfredo Cor...

por Metro