Marina Jacoby durante su llegada al país la noche del martes. /Henrry Padilla
Marina Jacoby durante su llegada al país la noche del martes. /Henrry Padilla

Destacado, Espectáculos, Farándula por Javier Poveda,

La nicaragüense Marina Jacoby logró destacarse en Miss Universo con su belleza y carisma, pero también puso el nombre de su país en medios internacionales como E! Online y La Nación, de Costa Rica. Todo ese éxito fue agradecido la noche del martes por los nicas al recibirla en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

Jacoby, quien también se ubicó en las listas de favoritas a ganar, incluso en la de la actual Miss Universo, Iris Mittenaere, durante su llegada reconoció que no fue fácil saber que todo el país estaba a la expectativa de ella y lo que menos quería era decepcionar, sino hacer y dar lo mejor. “Al principio me afectó muchísimo porque tener tanta presión de tu país y decepcionarlo, te afecta. Yo sentía la necesidad de dar lo mejor y cuando algo hacía mal me sentía triste, porque yo quiero dar lo mejor para ustedes, porque yo voy a representar a todos los nicaragüenses”.

Para tomar el control y no permitir que la presión le afectara, Marina acudió a las redes sociales para contactarse sus  seguidores. “A través de Facebook Live yo sentía el apoyo directamente. Me quitó la presión y comencé a comunicarme con ellos. Me ayudó muchísimo y se lo recomiendo a las misses, que se comuniquen con sus fans porque se los juro que les va ayudar. A míi me mantuvo muy fuerte”.

“Estoy muy agradecida con los nicaragüenses. Me sentí muy apoyada y ese cariño lo sentí hasta Filipinas”, comentó Jacoby.
Además señaló que no entrar al top la hizo sentir un poco triste, pero eso no le impidió seguir adelante. “Estoy muy contenta que en muchas páginas nacionales e internacionales estuve en el top 3”.

¿Qué sigue?

La matagalpina señaló que por el momento desconoce qué le depara en el futuro tras su exitosa participación en Miss Universo.

“No sé qué esperar. Yo  tenía la mentalidad de entrar al top 13 y no sé cómo va a cambiar. Estoy en Nicaragua y necesito asimilar todo lo que pasó. No he tenido tiempo, para ser honesta, de asimilar el hecho de que no quedé en el top. Yo me moría por la corona, yo en realidad pensé que iba a lograr un lugar. Vamos a ver qué pasa. Ojalá se me presenten nuevas cosas que pueda lograr”, acotó.

Jacoby concuerda que fue un Miss Universo “completamente nuevo” y bastante sorpresivo.


Noticias Relacionadas