Destacado, Mundo por Metro Internacional,

El nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, cerró hoy su discurso inaugural usando la frase que le encumbró en campaña: “juntos, haremos Estados Unidos grande de nuevo”.

“Nunca vas a ser ignorado de nuevo”, proclamó Trump dirigiéndose directamente al pueblo estadounidense. “Vamos a hacer Estados Unidos fuerte de nuevo, lo vamos a hacer rico, orgulloso, seguro y, juntos, lo vamos a hacer grande de nuevo”.

Con esas palabras Trump clausuró un discurso de investidura presidencial que duró unos 16 minutos, uno de los más breves de la historia de las tomas de posesión de los presidentes estadounidenses.

Desde las escalinatas del Capitolio, y tras jurar su cargo ante el juez del Tribunal Supremo, John Roberts, Trump puso el acento en devolver el poder a las “mujeres y hombres olvidados” del país y recurrió a su lema de campaña “Make America Great Again” (“Hacer Estados Unidos grande de nuevo”) para poner cierre a su discurso.

Centenares de miles de personas asistieron desde la explanada del National Mall a la transferencia de poder del expresidente Barack Obama al presidente Donald Trump al mediodía.

Trump insistió en atacar a la clase política, como hizo durante la campaña electoral: “No estamos meramente transfiriendo el poder de una a otra Administración o de un partido a otro, sino que los transferimos desde Washington DC y se lo devolvemos al pueblo”.

En un tono que no difería mucho de la campaña electoral, aseveró que “el pueblo se convertirá en el dirigente del país” y que los olvidados dejarán de serlo.

“Los hombres y mujeres olvidados de este país no serán olvidados nunca más”, añadió el flamante mandatario, frente a los centenares de miles de asistentes en las explanadas del National Mall.

Trump dijo que mientras Washington celebraba “las familias luchadoras tenían poco que celebrar”, pero eso “cambia aquí y ahora”.

“Washington ha florecido, pero la gente no ha compartido esa riqueza. Los políticos han prosperado, pero los trabajos se han ido y las fábricas han cerrado. El establishment (élite política) se protegía a sí mismo, pero no a los ciudadanos del país”, reiteró.

Trump se reúne en la Casa Blanca con Obama antes de la transmisión del mando

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, entró hoy en la Casa Blanca junto con su esposa, Melania, para reunirse con Barack y Michelle Obama antes de partir todos al Capitolio para la ceremonia de transmisión de mando.

Trump, acompañado por el vicepresidente electo, Mike Pence, y la esposa de este, Karen, acudió a la Casa Blanca para tomar un té protocolario tras asistir a un servicio religioso en una iglesia frente a la residencia presidencial.


Aunque llegó al poder violando los convencionalismos, Trump se sumergió en la pompa tradicional que rodea la entrega pacífica del poder. El presidente entrante asistirá a un oficio religioso por la mañana, y luego se reunirá con el presidente saliente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama para un té en la Casa Blanca. Los Trump y los Obama realizarán juntos en la limusina presidencial el breve trayecto al capitolio para la juramentación.

Partidarios de Trump empezaron a formarse en los retenes de seguridad antes del amanecer para asegurarse un buen lugar de observación.

“Vine porque es histórico”, dijo Kevin Puchalski, un trabajador de la construcción de 24 años. “Es la primera vez que voto por el ganador en una elección presidencial”. Su gran esperanza es que Trump cumpla su promesa de construir el muro en la frontera con México. “Ilegales afuera”, dijo.

Los colaboradores dijeron que Trump se ocupó personalmente de elaborar su discurso inaugural, que durará unos 20 minutos y, según se prevé, estará centrado en lo que significa ser estadounidense. El vocero Sean Spicer dijo que será “un documento filosófico, más que una plataforma”.

La plataforma de Trump incluye derogar la ley de salud de Obama y construir el muro en la frontera con México, pero ha divulgado escasos detalles acerca de sus planes, y sus señales han sido contradictorias.

Los tres días de ceremonias comenzaron el jueves. Trump viajó a Washington un un jet del gobierno e hizo el saludo militar al oficial de la fuerza aérea que lo recibió. Junto con su vicepresidente Mike Pence, colocó una ofrenda floral en el cementerio de Arlington, donde yacen los héroes nacionales, y luego asistió a un concierto en el monumento a Lincoln.

“Vamos a unificar nuestro país”, dijo al cabo del concierto de dos horas en que actuaron la estrella country Toby Keith, el cantante soul Sam Moore y The Piano Guys. Pero no la cantante Jennifer Holliday, quien desistió a último momento ante las protestas de los opositores de Trump.

Cobertura continua:


Noticias Relacionadas