/Archivo
/Archivo

Deportes, Destacado, Futbol por ACAN-EFE,

Nicaragua participa en esta Copa de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) con un objetivo claro: clasificarse a la Copa de Oro de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) de julio próximo.

Para lograrlo, la “Azul y Blanco” debe ubicarse entre los cuatro mejores equipos de la competencia, en la que también compitenBelice, Costa Rica, El Salvador, Honduras y el anfitrión Panamá.

Aunque Guatemala no estará por sanción de la FIFA, Nicaragua deberá apelar a que los resultados acompañen al rendimiento de sus dos últimos años para clasificarse a la Copa de Oro, algo logrado solamente en 2009.

Leé La Azul y Blanco, la primera selección en llegar a Panamá

 

La “Azul y Blanco”, que ocupa la posición 124 de la clasificación mundial de la FIFA, arrancará su calendario contra los más fuertes del torneo: Honduras, Panamá y Costa Rica.

Nicaragua enfrentará en el partido inaugural a Honduras, que ocupa la casilla 75 en la clasificación FIFA, y hace un año le ganó por 3-1 en un amistoso en Managua.

El 15 de enero la selección nicaragüense se medirá a la anfitriona Panamá, que le arrancó una victoria por 1-0 en un amistoso en Managua y la FIFA la ubica en la posición 58.

Dos días después enfrentará a Costa Rica, plaza 17 de la FIFA, ante la cual una victoria sería sorpresa.

La “Azul y Blanco” tendrá mejores opciones frente a Belice (posición FIFA 163) el 20 de enero y El Salvador (plaza 137 de la FIFA) el 22, sin embargo, su técnico Henry Duarte, de origen costarricense, no se confía, ya que hasta hace pocos años Nicaragua estaba por debajo de ambos.

 

La selección nicaragüense todavía saborea su serie de dos encuentros amistosos en diciembre con un rival que es habitual de la Copa de Oro, Trinidad y Tobago, en los que ganó 2-1 y perdió 1-3, con amplio dominio del juego incluso en la derrota

 

Nicaragua tiene puestas sus esperanzas en el delantero venezolano de nacionalidad nicaragüense Jaime Moreno, quien juega la Tercera División B de España con el Cultural Leonesa, el español también nacionalizado Dani Cadena, integrante del Fjardabyggd en la Segunda División de Islandia, además de su capitán, el atacante que juega con el Comunicaciones en la liga de Guatemala, Juan Barrera, y el lateral de la Universidad de El Salvador, Cyril Herrington.

Con esos jugadores, que combinan técnica y velocidad, Duarte espera olvidar a su ficha más desequilibrante, el delantero del Alcobendas Sports de la Tercera División de España, Carlos Chavarría, quien se hizo famoso el año pasado por anunciar que entrenaría con el Leganés y aparecerse en el campo del Getafe.

La “Azul y Blanco” también cree que tiene argumentos en las piernas de los defensores Jason Casco y Luis Fernando Copete, este último de origen colombiano, nacionalizado nicaragüense.

La mayoría de futbolistas que componen la selección nacional de Nicaragua están juntos desde 2015 bajo las órdenes de Duarte.

Para esta copa la “Azul y Blanco” se concentró desde el pasado 3 de enero, y se encuentra en una posición cómoda, ya que no sería sorpresa lograr la cuarta plaza o quedarse al margen.


Noticias Relacionadas

La Selección Nacional de Fútbol viajó ayer a Panamá, donde se encuentra instalada y lista para su debut en la Copa Centroamericana (Uncaf) que arr...

por Haxel Rubén Murillo