Ambos jugadores de Grandes Ligas dijeron sentirse sorprendidos por el avance de la obra. /Henry Padilla
Ambos jugadores de Grandes Ligas dijeron sentirse sorprendidos por el avance de la obra. /Henry Padilla

Beísbol, Deportes, Destacado por EFE y Rafael Lara,

Los grandes ligas nicaragüenses Juan Carlos Ramírez y Erasmo Ramírez se mostraron ayer impresionados con las obras del nuevo Estadio Nacional “Dennis Martínez”, valoradas en 35 millones de dólares y con capacidad para 25.000 espectadores.

Los peloteros evidenciaron su entusiasmo durante un recorrido por las obras del estadio de béisbol, que será inaugurado posiblemente en marzo de 2017, según los planes de la Alcaldía de Managua.

“Es increíble, aquí en Nicaragua nunca hubo un estadio así, vamos a poder sentirnos en las Grandes Ligas, ahora sí me dan ganas de venir a un partido, aunque no esté jugando”, dijo el lanzador de los Angelinos de Los Ángeles, Juan Carlos Ramírez.

El “Denis Martínez”, cuyo nombre honra al mejor beisbolista nacido en Nicaragua, y quien lanzó la bola de honor en el sexto juego de la reciente Serie Mundial entre los Indios de Cleveland y los Cachorros de Chicago, se construye bajo las normas de la Major League Baseball (MLB) de EE.UU.

Juan Carlos Ramírez y Erasmo Ramírez visitaron las instalaciones para ver los avances

“No tiene nada que envidiar a otros, lo están haciendo con todas las de ley”, afirmó el abridor de las Mantarrayas de Tampa Bay, Erasmo Rodríguez.

El estadio, que será la sede principal de los XI Juegos Centroamericanos, está pensado para “grandes partidos de la pelota internacional”, resaltó el vicealcalde Enrique Armas.

La estructura principal del nuevo Estadio Nacional de Béisbol ya se levanta, mientras se vienen desarrollando preparativos menores que darán forma al coloso deportivo.

Uno de los avances son las graderías de segundo nivel, ya se alzan en la estructura del nuevo Estadio Nacional de Béisbol, el cual tiene un avance de desarrollo de aproximadamente el 60%.

En una visita realizada por el vicealcalde de Managua, Enrique Armas, junto con los peloteros de Grandes Ligas, se les explicó que en el área del club house se contará con sus respectivos vestidores, con acceso a la caja de bateo, además de área médica, sala de prensa, sala de masaje y sanitarios.

Los palcos, que van en el segundo nivel, estarán totalmente equipados con todas las comodidades, incluyendo espacios de privados con aire acondicionado.

“Inauguramos en la primera mitad del 2017, antes tuvimos a la gloria del béisbol Denis Martínez y hoy es un orgullo tener a los peloteros de Grandes Ligas juan Carlos Ramírez y Erasmo Ramírez, a quienes se espera que posiblemente estén lanzando en este estadio”, dijo Armas.

Un sueño hecho realidad

Por su parte, Erasmo Ramírez señaló que este es un sueño que se está logrando. “Esto es bueno, que se apoye al deporte, tanto al béisbol como a las otras disciplinas”, dijo.

“También la población debe cuidar las cosas nuevas que se están haciendo para disfrutar por más tiempo estos nuevos espacios”, comentó. Además, declaró que le encantaría estar el día de la inauguración.

Actualmente se hace el subdrenaje y el sistema de riego del campo para dar las mejores condiciones antes de la instalación de la grama. Para este proyecto hace 45 días se sembró la grama en un vivero de Sabana Grande. Los encargados calculan que en cuatro meses y medio se corte, en rollos de 1 metro por 10 metros para colocarla.

Luego se necesitan al menos dos meses para que se desarrolle y quede firme.

Por otra parte, ya en Nicaragua está la arcilla especial para el montículo de la caja de bateo, la cual vino embolsada desde Estados Unidos.

El nuevo estadio tendrá  un parqueo para 1 mil vehículos.


Noticias Relacionadas