Deportes, Otros Deportes por Metro Internacional,

Rusia demandará por la vía penal a los redactores del informe encargado por la Agencia Mundial Antidopaje al abogado canadiense Richard McLaren, que acusó al Estado ruso de promover el dopaje masivo y que dejó a muchos deportistas de este país fuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Hemos estudiado el informe y la conclusión es que es falso. Su fundamentación jurídica no resiste ninguna crítica. Acudiremos a tribunales civiles. Y aquellos que lo han redactado serán procesados por la vía penal”, dijo hoy a una televisión local el ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó.

Las autoridades rusas también acudirán a la dirección de la empresa suiza que fabricó los envases para las pruebas recogidas a los deportistas acusados, y en las que según el informe McLaren se hallaron arañazos que demostrarían su manipulación.

 “Queremos que hagan una valoración pública de su producto”, apuntó al respecto Mutkó.

El ministro volvió a insistir en las raíces políticas de toda la investigación que destapó la trama de dopaje de Estado en Rusia.

“En los últimos cuatro años tengo la impresión de que la política y las instituciones se entrometen en el deporte. Lo hemos visto en el fútbol (el escándalo que afecta a la FIFA)”, se quejó.

Las sanciones adoptadas por Occidente contra Moscú por su injerencia en los asuntos internos de Ucrania, subrayó Mutkó, “se están extendiendo al deporte”.

 A principios de esta semana, la Justicia rusa anunció que quiere interrogar al presidente de la AMA, Craig Reedie, y también al propio Richard McLaren.

“Hasta ahora, la AMA no ha presentado pruebas concretas de dopaje por parte de los deportistas rusos. Es más, no hemos recibido ninguna respuesta a sus solicitudes de cooperación jurídica enviadas a Canadá, Estados Unidos y Suiza”, dijo Vladímir Markin, portavoz del Comité de Instrucción de Rusia.

Los investigadores rusos, agregó el funcionario del CI, no disponen por ahora de pruebas que demuestren la implicación de funcionarios estatales en el suministro de sustancias prohibidas a los deportistas rusos.

También los paralímpicos rusos se quedaron sin las Paralimpiadas de Río de Janeiro en virtud del Informe McLaren.

 El Comité Paralímpico Internacional (CPI) expulsó de esa competición a todo el equipo nacional ruso al considerar cierta la información del informe, que señaló a 44 los deportistas paralímpicos rusos cuyas pruebas antidopaje fueron manipuladas durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014.


Noticias Relacionadas