Deportes Por

La instancia disciplinaria de la UEFA anunció este viernes que otorga a Serbia la victoria por 3-0 ante Albania, pero sin sumar puntos, en el partido que se suspendió el 14 de octubre en Belgrado debido a los incidentes acaecidos y la Federación Albanesa anunció inmediatamente una apelación.

La UEFA, además, ha impuesto a Serbia dos partidos a puerta cerrada y ambas federaciones deberán pagar una multa de 100.000 euros por su responsabilidad en los incidentes que provocaron la suspensión del partido.

Justo después de la decisión anunciada por la UEFA, la Federación Albanesa de Fútbol (FAF) anunció una apelación. “La decisión de la comisión (de la UEFA) es extraña e inaceptable. La Federación Albanesa de Fútbol presentará una apelación contra esta decisión para obtener los tres puntos de la victoria”, declaró el secretario de la entidad Ilir Shulku.

El abogado de la FAF Artan Hajdari también calificó de “extraña” la decisión y añadió que era una “parodia”. “Vamos a continuar nuestro combate por la justicia porque el dossier sobre el racismo no ha sido examinado”, añadió.

Los responsables de la Federación Serbia de Fútbol (FSS) se reunirán a las 11h00 GMT para examinar la decisión de la UEFA y valorarla, señaló la entidad en su página de internet.

Serbia y Albania se responsabilizan mutuamente de los hechos que se produjeron en el partido del 14 de octubre en Belgrado. En el minuto 41 un dron cruzó el estadio del Partizán de Belgrado con una bandera que rezaba “Gran Albania”, un proyecto nacionalista que aspira a juntar las comunidades albanesas de los Balcanes en un mismo Estado. Los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en una disputa después de que un futbolista serbio atrapase el objeto volante. A continuación los incidentes siguieron en las gradas. Algunos aficionados lanzaron bombas de humo y otros proyectiles al campo, antes de saltar al césped para golpear y lanzar objetos a los jugadores de Albania, que tuvieron problemas para refugiarse en los vestuarios.


Noticias Relacionadas