Jonathan Villar conectó el jonrón con el que se rompió la marca. AFP/Metro
Jonathan Villar conectó el jonrón con el que se rompió la marca. AFP/Metro

Beísbol, Deportes por Xavier Araquistain C.,

El miércoles por la noche, cuando Marcus Semien de los Atléticos de Oakland bateó su jonrón 28 del año ante un envío de José Urquidy, de los Astros de Houston, se empató la mayor marca de jonrones que se había conseguido en las mayores en un año, que era de 6.105.

Dieciséis minutos después del trancazo de Semien, un jonrón del dominicano Jonathan Villar de los Orioles de Baltimore ante los visitantes Dodgers de Los Ángeles, impuso la nueva marca con 6.106. Villar sacudió al pícher Caleb Ferguson con dos a bordo en el séptimo inning, ayudando a que los Orioles se impusieran 7-3 en un juego histórico por la ruptura del récord.

Villar, emocionado, declaró al final del juego que: “Esto no sucede todos los días y mi bate será llevado al Salón de la Fama. Nunca imaginé que mi nombre estaría en Cooperstown, y menos que ocurriría antes de finalizar mi carrera”.

Las ligas mayores ordenaron que el bate con el que Villar conecto su jonrón sea llevado al salón de los famosos, tal como sucedió en el 2017, cuando Alex Gordon, de Kansas City, bateó el jonrón 5.964 de ese año, para romper el récord del año 2000 que era de 5.963.

El mismo Alex Gordon, que disparó su histórico bambinazo contra Ryan Tepera, de Toronto, tomó turno antes de Villar, pero no pudo conectar otra vez el batazo histórico.

Temporada de récords
La temporada 2019 inició en Japón con los Marineros enfrentando a los Atléticos de Oakland, en una serie en la que el equipo de Seattle disparó jonrones en cada uno de los juegos en suelo asiático, y después sumaría 20 duelos consecutivos disparando jonrón, que es nueva marca de las mayores para un equipo desde el inicio de una temporada, que era de 14 juegos y que la habían impuesto los Indios de Cleveland en el año 2002.

En el nuevo “año de los jonrones”, el 26 de mayo Gleyber Torres bateó un trancazo de cuatro bases en Kansas City, con el cual los Yanquis llegaron a 31 juegos consecutivos disparando al menos un jonrón, sobrepasando su anterior récord que era de 27 partidos.

Otro récord de jonrones para un equipo. Los Gemelos de Minnesota quebraron la marca para una temporada que en el 2018 los Yanquis habían fijado en 267 cuadrangulares. El 31 de agosto los Mellizos llegaron a 268.

Pero los Yanquis batearon media docena de jonrones el pasado martes para empatar el total de Minnesota, que el miércoles, aprovechando que los Yanquis no jugaron por motivo de lluvia contra Detroit, dispararon un jonrón para tomar la delantera 277 a 276, en una pelea que deberá extenderse hasta el último día del calendario regular.


Noticias Relacionadas

Cuando despunte la serie final del Campeonato Nacional de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, este miércoles 11 de septiembre, el conjunto de...

por Carlos Montealto