Cheslor Cuthbert ha conectado de imparable en tres de sus últimos cuatro juegos. Archivo/Metro
Cheslor Cuthbert ha conectado de imparable en tres de sus últimos cuatro juegos. Archivo/Metro

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Cheslor Cuthbert no ha vuelto a ser el mismo bateador constante desde que el 8 de agosto empezara un declive ofensivo inesperado, sin embargo, ha empezado a enviar señales de vida, conectando de imparable en tres de sus últimos cuatro juegos, incluyendo el que ayer perdieron los Reales de Kansas City ante los Tigres de Detroit con marcador de 6-4.

El pelotero costeño volvió a ser titular con los Royals este jueves, después de no haberlo sido en los cuatro partidos anteriores de la organización, y aprovechó la oportunidad para conectar su imparable 70, conseguir su empujada número 35 y arribar a 22 carreras anotadas en el 2019, aunque también llegó a 60 ponches y su promedio ofensivo se mantuvo en 247 puntos.

Inicia operativo
Cuthbert apareció como tercera base y sexto en el orden al bate, por lo que tuvo su primera visita al plato en el segundo episodio, cuando los Reales se adelantaron 3-0 en la pizarra.

Tras dos turnos infructuosos, Cheslor se presentó a su cuarta cita contra el picheo de los Tigres en el octavo inning, con la pizarra 6-3 en contra de su equipo y dos compañeros suyos, Ryan McBroom y Hunter Dozier, corriendo en primera y tercera base, respectivamente.

El pelotero costeño bateó de 4-1 con una carrera empujada y otra anotada, en su partido 75 de la actual campaña con los Reales de Kansas City, mientras tanto Alex Blandino mejoró a 250 puntos su promedio ofensivo

Le correspondió enfrentar al relevista Bryan García, ante quien conectó una línea incómoda por la tercera almohadilla, tras lo cual terminó safe en la inicial por jugada de escogencia y a la vez impulsó a McBroom con la última carrera de los Royals.

Así fue su retorno a la titularidad con Kansas City, equipo que llegó a 90 derrotas por 51 victorias en la actual campaña.

Blandino se muestra
Después de no haber podido conectar de imparable en sus primeros tres juegos desde que debutó el pasado 2 de diciembre, Alex Blandino despertó ayer contra los Filis de Filadelfia y bateó dos incogibles en cuatro visitas oficiales al plato, con lo que mejoró su promedio a 250 puntos.

El estadounidense de padre chontaleño falló en sus dos primeros turnos del partido que la tarde de este jueves sus Rojos de Cincinnati ganaron con pizarra de 4-3 en 11 episodios a los Filis. De tal manera que extendió a seis su racha de turnos oficiales sin pegar hits.

No obstante, en el sexto inning conectó un doblete y anotó impulsado por el jonrón de José Iglesias, más tarde, en el séptimo, conectó un sencillo por el jardín izquierdo.

En el octavo fue sustituido y así terminó su actuación, en la que también se ponchó por segunda vez en la campaña.


Noticias Relacionadas