AFP/Metro
AFP/Metro

Beísbol, Deportes por AFP,

Como todo unas estrellas consagradas, los novatos Yordan Álvarez, de los Astros de Houston, y Arístides Aquino, de los Rojos de Cincinnati, lucieron de manera muy superior a muchos veteranos de Grandes Ligas la semana anterior con actuaciones de leyendas.

El cubano Álvarez y el dominicano Aquino deslumbraron en la semana con la difícil hazaña de conectar tres jonrones en un juego.

El cubano Álvarez logró el sábado esa hazaña para que los Astros, con sus siete impulsadas, arrollaran a los Oriones de Baltimore 23-2.

La victoria fue la octava consecutiva para los Astros, que siguen comandando la División Oeste de la Liga Americana, y Álvarez es un baluarte decisivo en la actuación del equipo.

Álvarez, en su segundo bambinazo, agregó un Grand Slam en el séptimo inning y cerró en el noveno con su tercer toletazo de cuatro esquinas.

El joven Álvarez se convirtió en el primer novato en la historia de Grandes Ligas en empujar 51 carreras en sus primeros 45 juegos, para superar a miembros del Salón de la Fama como Ted Williams y Joe DiMaggio, así como a un futuro miembro del recinto de los inmortales el dominicano Albert Pujols (Angelinos).

Álvarez terminó la semana con .454 de promedio, con cuatro bambinazos y 10 impulsadas.

Aquino también deslumbra
El dominicano Aquino despachó tres vuelacercas también en un partido, y después fue dos veces más al bate, oportunidades que lo podían acercar a igualar el récord de Grandes Ligas de cuatro bambinazos en un juego, pero recibió un boleto y en la última vez al bate se ponchó.

Han habido 18 jugadores con cuatro cuadrangulares en un juego, una hazaña que nunca ha sido lograda por un novato.

El cubano J.D. Martínez fue el último con cuatro bambinazos en un partido, el 4 de septiembre de 2017, por los D’Backs de Arizona, mientras que Scooter Gennett lo había hecho el 6 de junio de ese mismo año por Cincinnati, para ser los dos últimos en lograr dicha hazaña.

Aquino ha bateado siete jonrones en sus primeros 10 juegos, empatando la marca de Grandes Ligas establecida por Trevor Story en 2016.

Aquino también ha conectado jonrón en cuatro juegos consecutivos, uno menos que la marca del equipo de Cincinnati. El único otro novato de los Rojos con cuadrangulares en cuatro partidos fue Eric Davis en 1984.

El quisqueyano concluyó el trayecto con .500 de promedio, con seis cuadrangulares, tres en un juego, y 11 empujadas.


Noticias Relacionadas

Jonathan Loáisiga lanzó tres episodios de dos carreras limpias ante los Astros de Houston en su segunda presentación del año con los Yanquis de Nu...

por Harold Briceño