Izayana Marenco junto a su entrenador José María Lanuza. Carlos Montealt/Metroo
Izayana Marenco junto a su entrenador José María Lanuza. Carlos Montealt/Metroo

Deportes, Otros Deportes por Carlos Montealto,

Izayana Marenco menciona que en su infancia nunca tuvo un pez de colores como mascota, así que no sabe explicar de dónde le vino el deseo de estudiar la carrera de biología marina, al respecto el único motivo que encuentra esta joven es que “quería ser única”.

Lo que sí sabe con certeza Izayana, es que el judo lo comenzó a practicar por salud a la edad de 13 años y este 2019 a sus 25 años, tendrá la dicha de ser la única representante de Nicaragua en el Torneo de Judo de los Juegos Panamericanos en la categoría de los +78 kilogramos (172 libras), división en la que luce pequeña con sus 1.62 metros de estatura, en comparación con las rivales que por lo general le toca enfrentar en estos niveles de competencia.

Izayana Mareno siempre tuvo el deseo de sobresalir y ser única, por eso estudió bióloga marina, y aspira a sorprender, cuando le toque competir en el Torneo de Judo de Lima 2019

Izayana aseguró su presencia en el judo de Lima 2019, tras dos topes clasificatorios celebrados en abril y mayo, en Lima y Panamá, en este último selló su pase con una medalla de bronce, la que espera poder repetir cuando compita el 11 de agosto en los Juegos Panamericanos.

“Ya estoy en la etapa competitiva, una fase que es un poco suave, pero a la vez fuerte. Me siento bastante confiada de que voy a dar lo mejor. Mi meta es conseguir medalla, al igual que lo hice en el clasificatorio de judo para Lima 2019”, detalló Izanaya.

Sobre la preparación de esta atleta, su entrenador José María Lanuza explica: “Hemos hecho mucho trabajo técnico táctico, sobre todo se puso énfasis en la parte física, ya que por ser Izanaya más pequeña que sus rivales, tiene que trabajar más en los combates”.

Algo para toda la vida

Sobre su vida más allá del deporte, Izayana comenta que es licenciada en biología marina, carrera que coronó en el 2017, tras 5 años de estudio en la Universidad India y Caribeña de Bluefields (BICU, por sus siglas en inglés).

“Me gusta mucho el ecosistema marino, me encanta nadar y bucear, además quería una carrera diferente a las demás. Quería ser única. Nunca tuve un pez de mascota, la verdad mi primer mascota fue un perro, pero soy mala para las mascotas (ríe)”, comenta Izayana.

“Fue duro trasladarme a estudiar a Bluefields, porque no conocía a nadie, tuve que dejar a mi familia, mis amigos y mi deporte, pero era algo que valía la pena, porque los estudios son para toda la vida”, destaca esta joven.

*11 de agosto será el día en que competirá Izayana Marenco en Lima 2019.


Noticias Relacionadas

De pronto, la selección de Nicaragua pasó de lo caótico a lo heroico, de sufrir dos nocauts consecutivos a conquistar la medalla de bronce. Fue com...

por Harold Briceño