Cristiano Ronaldo. Archivo/Metro
Cristiano Ronaldo. Archivo/Metro

Deportes, Futbol por AFP,

¿Es ya la edición de 2019 una de las mejores de la historia de la Liga de Campeones? En lo que se refiere a emoción, suspense y calidad de juego, es difícil decir lo contrario justo antes de la final Tottenham-Liverpool del sábado en Madrid.

Un sinfín de “remontadas”, el videoarbitraje (VAR) que da la vuelta a una eliminatoria, o el David de turno se deshace de Goliat con calidad: la ‘Champions’ no ha sido nunca tan espectacular, justo cuando la UEFA piensa en reformar su formato.

Difícil hacer un recopilación de los mejores momentos de esta edición, antes de la gran final en el estadio Metropolitano madrileño:

– El PSG y la maldición de las remontadas –

La remontada que sufrió el PSG ante el Barcelona en 2016 en el Camp Nou (derrota 6-1 tras ganar 4-0 en la ida) marcó a fuego al equipo francés, que tres años después vio repetirse el caso, esta vez contra el Manchester United.

Cuando más entonado parecía estar el PSG en la competición europea habiendo mostrado su mejor cara en la victoria por 2-0 sobre el club inglés en Old Trafford, le PSG se vino abajo en la vuelta (3-1) concediendo el último tanto prácticamente al final del encuentro.

Una remontada impensable que sacó al club francés de la competición en octavos de final por tercer año consecutivo.

– “CR7” elimina al Atlético –

Cristiano Ronaldo, el mejor goleador de la historia de la ‘Champions’, fichado el verano pasado por la Juventus, firmó una obra de arte en la vuelta de octavos de final contra el Atlético de Madrid.

El anfitrión de la final había, sin embargo, superado al equipo italiano 2-0 en la ida. Con este resultado, las posibilidades de clasificación de la ‘Juve’ parecían cercanas a cero, pero “CR7” realizó un triplete legendario en la vuelta frente a una de las mejores defensas del continente para meter a la Juventus den cuartos.

El recorrido del club italiano se paró en seco en la siguiente vuelta ante un equipo compuesto por unos jóvenes con tanto talento como desparpajo: el Ájax de Ámsterdam.

–  La ‘masterclass’ del Ájax –

Revelación de la edición 2019, el David holandés ofreció grandes espectáculos de alto nivel frente a Goliats como el Bayern de Múnich en la fase de grupos.

Pero fue su “masterclass” contra el Real Madrid, vigente triple campeón del título, en la vuelta de octavos de final en el Santiago Bernabéu (4-1), remontando un 2-1 en contra en la ida en casa, la que dejó atónito al planeta fútbol.

Un rendimiento de altos vuelos encarnado por Dusan Tadic, autor de un partido perfecto con un gol, una asistencia y varios destellos de clase como una ‘ruleta’ a lo Zidane, que se viralizó en las redes sociales.

La hazaña fantástica del Ajax, iniciada en la 2ª ronda preliminar en julio, acabó brutalmente en los últimos momentos de la vuelta de semifinales.

– El VAR y el drama del City –

En cuartos de final, el videoarbitraje (VAR), gran innovación en esta edición 2019, fue protagonista al cambiar el resultado de un partido legendario Manchester City – Tottenham.

En el descuento del partido de vuelta, los “Citizens”, que ganan 4-3, están fuera debido a su derrota 1-0 en Londres en la ida. Pero Raheem Sterling, goleador en los postreros momentos del partido, cree haber conseguido la clasificación in extremis.

Pep Guardiola y todo el Etihad Stadium saltan de alegría, Pochettino y sus jugadores ven su sueño desvanecerse… Tras unos minutos de suspense, el árbitro del encuentro consulta el VAR y decide finalmente ¡anular el gol! Los papeles se cambian: Tottenham está clasificado y el City se hunde en la decepción.

– “Redmontada” y triplete de Lucas –

La excepcional intensidad dramática de la edición 2019 puede, sin embargo, resumirse con el escenario de la vuelta de las dos semifinales.

Liverpool celebra victoria contra el Barcelona. / AFP

Liverpool celebra victoria contra el Barcelona. AFP/Metro

Primero, el milagro de Anfield. Tras el recital de Lionel Messi en el Camp Nou (3-0), el FC Barcelona pensaba tener pie y medio en la final, pero el club inglés, impulsado por sus aficionados, logró una hazaña (4-0), que quedará para la posteridad.

Después, la obra de arte de Lucas Moura. El Tottenham, que perdía tres cero en el resultado acumulado contra el Ájax tras una hora de partido, consiguió su clasificación para su primera final en el minuto 96… Gracias a un triplete de su delantero brasileño.


Noticias Relacionadas