Juan Francisco Estrada, campeón de las 112 libras. Cortesía Latin Sport
Juan Francisco Estrada, campeón de las 112 libras. Cortesía Latin Sport

Boxeo, Deportes por ESPN,

Con lágrimas en el rostro, el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada recibió el cinturón que le acredita como campeón súper mosca del Consejo Mundial de Boxeo, y de inmediato se dijo listo para los grandes combates ante personajes de la talla de Jerwin Ancajas, la revancha con “Chocolatito” González e incluso la trilogía con Srisaket Sor Rungvisai.

Estrada, acompañado por los promotores Juan Hernández y Juan Carlos Torres, recibió el cinturón que le arrebató el pasado 26 de abril al tailandés Srisaket Sor Rungvisai luego de ganarle por la vía de la decisión unánime. Minutos antes de recibir la faja, se recordó la dramática historia de vida del “Gallo” y ello provocó momentos muy emocionales para el sonorense y los presentes.

“La verdad que rompí en llanto en la entrega del cinturón, pero es por lo mismo, tanto sacrificio, tanta entrega, tantas promesas que hice a mi mamá, mi papá, mi tía que falleció, es algo que me recuerda a ellos, he luchado mucho por ellos y aunque hoy no estén, aún lo sigo haciendo, antes de cada pelea eso me da la fuerza para subir al ring, a ponerle muchas ganas”, dijo el “Gallo” a ESPN.

Acerca de la pelea ante Rungvisai, Estrada reveló que le sorprendió que el tailandés peleara de zurdo, lo cual le permitió trabajar mucho mejor de lo esperado. “La verdad que hasta a mí me sorprendió que entrara de derecho, que en un momento era mucho más fácil, yo todas mis peleas las he hecho con derechos y obviamente ellos equivocaron la estrategia. Toda mi preparación la hice para enfrentarme a un zurdo, y que me saliera de derecha me sorprendió, pero se me facilitó más, del 1 al 9 peleó de derecho y cuando se cambió de zurdo, ya era demasiado tarde, ya llevaba la pelea ganada y yo sabía que iba a ganar”, señaló.

El futuro

Sobre su futuro, el orgullo de Puerto Peñasco, Sonora, externó que le gustaría unificar, pero no descartó nuevas peleas con ‘Chocolatito’ o Rungvisai. “Me gustaría unificar con cualquier campeón, quiero a Jerwin Ancajas, el filipino campeón de la FIB, esa es la pelea que quiero, pero si hay otro campeón por qué no. La pelea con Román González mucha gente la pide y Rungvisai, la tercera pelea, ¿por qué no?, yo lo que diga el equipo, vamos a planear lo que sigue antes de subir a peso Gallo”, confió.

Su próxima pelea probablemente será en suelo mexicano y se habla de la Arena Ciudad de México, pero no en julio, sino hasta agosto e incluso en septiembre, para dejar que la mano izquierda, en la que porta una muñequera, le deje de dar problemas y no vaya a ser un tema a la hora de subir de nuevo al ring.


Noticias Relacionadas