Henry Duarte, el dirigente de la selección pinolera. Cortesía Fenifut/Metro
Henry Duarte, el dirigente de la selección pinolera. Cortesía Fenifut/Metro

Deportes, Futbol por Metro,

Cuando finalizó el duelo amistoso contra Bolivia, mismo al que caracterizó como “un partido en el que hubo variabilidad de conceptos tácticos”, el director técnico de la selección de Nicaragua, Henry Duarte, sintió de inmediato la satisfacción de haber visto a sus muchachos “ser protagonistas” de un partido “de clase A”, sin embargo, no pudo evitar el preocuparse por el futuro inmediato de la selección, sobre todo porque considera que una vez los seleccionados vuelven a sus clubes, suelen perder el ritmo de juego y el nivel de entendimiento que los llevó a sobresalir en el equipo nacional.

Henry Duarte, técnico de la selección mayor de futbol de Nicaragua, aseguró que su equipo “dejó una buena imagen en Sudamérica”, gracias al nivel de futbol que mostró ante Bolivia

“Me siento muy satisfecho de que Nicaragua haya sido protagonista”, dijo Duarte a diversos medios de Bolivia, luego del juego que finalizó con el marcador empatado a dos goles. “Jugamos un partido de clase A, muy meritorio para Nicaragua y para los jugadores. De seguir trabajando muy duro y teniendo partidos con rivales como este, al menos cada dos meses, desarrollaremos más y podremos optar a muy buenos resultados”, manifestó el entrenador, evidentemente contento por el trabajo de sus pupilos, que estuvieron ganando 2-0 durante los primeros 37 minutos del desafío.

Sin embargo, a Duarte le preocupa que de cara al duelo clave contra Barbados el próximo 24 de marzo en la Liga de Naciones de la Concacaf, los jugadores pierdan el ritmo de juego y el nivel de entendimiento, una vez que vuelvan a sus clubes los próximos días. “Lo que me preocupa es el mañana. Hoy estos jugadores terminan con la selección nacional y van a sus clubes por muchos días. El asunto “es que a veces debemos comenzar (el proceso) de nuevo cuando volvemos a juntarnos después de muchos días”, explicó el entrenador, como quien está consciente del bajón que sufren los futbolistas una vez vuelven a jugar en la liga nacional.

La selección nacional perdió una ventaja de dos goles. Cortesía|Fenifut

La selección nacional perdió una ventaja de dos goles. Cortesía|Fenifut

Sobre el duelo

“En los primeros 10 minutos nos presionaron mucho; era lógico, estaban en su casa con su público y estrenando estadio. Pero del minuto 11 al 40 manejamos bien el partido, pues ripostamos con grandes llegadas. El primer tiempo terminó 2-1, pero pudo ser mejor para Nicaragua. En general fue un gran juego, no solo por el resultado, sino por todo”, acotó Duarte, añadiendo que “debimos ganar el partido, porque tuvimos muchas opciones”. Asimismo, explicó que “la humedad nos pasó factura”, además del hecho de que “no nos dieron chance” de reconocer el terreno de juego como debe ser.

2-2 fue el marcador del partido amistoso entre Nicaragua y Bolivia

El desarrollo del partido le permitió a Henry Duarte manifestar con gran seguridad que “dejamos la imagen que vinimos de un país donde se juega futbol y existen jugadores de conceptos bien claros. Enseñamos que tenemos futbolistas con mucho arrojo, con metodología de juego y que saben jugar con intensidad en un campo difícil”.

Relevo generacional

Asimismo, el técnico de origen costarricense quedó claro tras el encuentro de que “hay una nueve generación de jugadores muy buenos que viene pujando y que los que ya están (en la selección) desde hace buen rato necesitan ir subiendo su nivel”.

El técnico destacó el trabajo técnico y la adaptación de los recién incorporados a la selección nacional Renato Punyed, Armando Goufas, Jorge Betancur y Kevin Serapio. “Han hecho un gran trabajo… Se adaptaron rápido a los conceptos de nuestro juego”, puntualizó.


Noticias Relacionadas

Luego de caer ante la Selección Olímpica de Guatemala 1-0, la noche del miércoles en el Estadio Nacional de Futbol, la Azul y Blanco prepara maleta...

por Carlos Montealto