René Alvarado junto a Óscar de la Hoya en la velada del sábado en Indio, California. Cortesía/Metro
René Alvarado junto a Óscar de la Hoya en la velada del sábado en Indio, California. Cortesía/Metro

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

Lo inesperado y menos conveniente ocurrió. El estadounidense Andrew Cancio se vistió de David, para noquear al boricua Alberto Machado, considerado un Goliat de las 130 libras, pero que dejó escapar su corona de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), cayendo en apenas cuatro asaltos, la noche del sábado en Indio, California. René “El Gemelo” Alvarado, quien estaba en primera fila viendo la pelea, puso las manos sobre su cabeza, sus ojos se acrecentaron del asombro, y un leve sentimiento de impotencia le invadió. Con la caída de Machado, sus planes de enfrentarlo el 8 de junio fueron tumbados.

Alvarado fue invitado por Golden Boy para que estuviese en la velada, con la idea de promocionar el combate con Machado programado para en el Madison Square Garden de Nueva York. Como la lógica indicaba que el boricua debía imponerse, René subiría al ring a realizarse un reto respetuoso y comenzar el show mediático previo al combate. Pero ahora esos planes se vinieron al piso, “El Gemelo” tiene su oportunidad garantizada, eso sí, pero le tocará esperar más tiempo de lo planificado.

Machado podría subir de peso

Robert Díaz, directivo de Golden Boy Promotions, dijo que Cancio firmó una cláusula de revancha inmediata con Machado. “Si el equipo de Machado acepta, entonces la pelea se celebraría el 8 de junio siempre en Nueva York. Pero vamos a conversar con ellos porque puede ser que Alberto suba a 135 libras. Si eso ocurre, René enfrentaría a Cancio en junio aquí mismo en Indio, California”, dijo Díaz en una entrevista que le realizó el colega Danny Espinoza.

Lo único seguro es que René disputará ese título mundial este año, el punto es saber cuándo. Todo está en manos de los que manejan a Machado. Si él activa la cláusula de revancha, el 8 de junio enfrentará a Cancio en busca de cobrar venganza. Carlos Ruiz, apoderado de Alvarado, confía en que la pelea de su representado no pase más allá de junio. “Machado es muy grande para 130 libras, se vio mal, lento contra Cancio, él va a subir de peso”, señaló Ruiz.

Otra situación que puede ocurrir es que la AMB, ordene la pelea entre Cancio y Alvarado, y señale que el ganador deba enfrentar a Machado. El boricua tenía que cumplir con la obligación de enfrentar al retador mandatorio en su siguiente pelea, o sea, enfrentar al “Gemelo”. Ahora, en teoría esa responsabilidad la asume el nuevo campeón, no obstante, en el boxeo ahora los organismos son títeres de las promotoras. El negocio es primero.

Podés leer más noticias sobre:


Noticias Relacionadas

La buena estrella de Carlos “Chocorroncito” Buitrago no para de brillar, y aunque carga con tres derrotas en sus últimas tres peleas, la promotor...

por Carlos Montealto