El delantero francés del Sevilla, Ben Yedder. EFE/Metro
El delantero francés del Sevilla, Ben Yedder. EFE/Metro

Deportes, Futbol por EFE,

El Villarreal y el Sevilla, que se jugaban en la última jornada de la fase de grupos su clasificación para los dieciseisavos de final de la Liga Europa, consiguieron su billete por la puerta grande, con el liderato en la mano, tras ganar al Spartak Moscú (2-0) y al Krasnodar (3-0), respectivamente.

Además, el Rennes, con el Girondins y el Olympique Marsella ya eliminados, salvó el honor del fútbol francés con una victoria muy sufrida ante el Astana, que aguantó hasta el último tramo del partido, cuando apareció el senegalés Ismaila Sarr para dar la clasificación a su equipo con dos golazos.

El Rennes será el único club galo en dieciseisavos tras pasar en la segunda posición del grupo K, por detrás del Dinamo Kiev, que perdió 0-1 frente al Jablonec en un choque en el que ninguno se jugaba nada. Martin Dolezal, con un buen remate de cabeza a la salida de un córner, hizo el único tanto del partido.

Pero no sólo se dio la alegría el fútbol francés. El español tenía la incertidumbre del Villarreal y el Sevilla y al final no se llevó ningún sofoco. Y, el primero de los dos en resolver su situación de alarma por la vía rápida fue el cuadro andaluz, que en sólo once minutos, por medio del francés Wissam Ben Yedder, marcó dos goles que marcaron el camino de la victoria.

Después, en la segunda parte, el argentino Éver Banega de penalti selló el resultado final con el que el Sevilla acabó en la primera plaza del grupo J, donde también estará su rival gracias al pinchazo del Standard Lieja, que no pasó del empate sin goles en el estadio del Ekhisarspor turco.

Seguí las mejores caricaturas en Anigram
El Villarreal tuvo algo más de incertidumbre. Era día de estreno en el banquillo, con Luis García Plaza al mando tras la salida de Javi Calleja, y el nuevo técnico amarillo pudo celebrar su primer gol al final de la primera parte, cuando apareció la joven joya nigeriana Samuel Chujwueze para abrir el marcador con un zurdazo cruzado desde dentro del área.

Después, el camerunés Karl Toko Ekambi, ya en la reanudación, sentenció el partido tras aprovechar una pared maravillosa con Pablo Fornals. El Villarreal, líder del grupo G, jugará los dieciseisavos junto al Rapid Viena, que eliminó al Rangers sobre la bocina con un tanto de Dejan Ljunicic a seis minutos para el final.

En el Grupo I también había mucho en juego. El Genk, el Besiktas, el Malmö y el Sarpsborg, tenían opciones de clasificarse. Al final, el premio se lo llevó el Malmö, con una victoria por la mínima ante el Besiktas (0-1) gracias al tanto de Marcus Antonsson, que resolvió un mano a mano ante Loris Karius en el primer acto.

El delantero francés del Sevilla, Wissam ben Yedder (i), pelea un balón con el centrocampista burkinés del Krasnodar, Charles Kaboré, durante el partido de la 6ª jornada de la fase de grupos de la Liga Europa que los dos equipos juegan esta noche en el estadio Sánchez Pizjuán de Sevilla. EFE/Metro

Más fácil lo tuvo el Genk, que goleó al Sarpsborg (4-0) con los tantos de Zinho Gano, Joseph Paintsil, Sander Berge y Joseph Aidoo. Su buen partido, le permitió acabar en la primera posición.

En el grupo L, el Chelsea, ya con el liderato asegurado, cumplió su partido de trámite ante el Vildi, que se jugaba con el BATE Borisov la clasificación. El cuadro inglés empató 2-2, con un golazo de falta del brasileño Willian, y cerró las puertas de los dieciseisavos a su rival. Mientras, el BATE cumplió con un contundente 1-3 y acompañará al Chelsea en la siguiente fase.

Por último, en el Grupo H, con todo decidido, sólo llamaron la atención los incidentes previos al Lazio-Eintracht: cinco aficionados alemanes fueron detenidos tras protagonizar unos incidentes con las fuerzas del orden en Roma tras intentar atravesar el cordón policial trazado por las autoridades para que no entablaran contacto con los hinchas locales.

Futbolísticamente, el Lazio perdió 1-2 con un golazo de Mijat Gacinovic, que hizo el 1-1 con un trallazo desde fuera del área tras el tanto del argentino Joaquín Correa. Después, Sebastien Haller dio la victoria al Eintracht, que hizo pleno de victorias: seis de seis.

El Lazio, que ya era segundo sí o sí, cerró la fase de grupos con un mal partido, pero no peor que el que protagonizó el Olympique Marsella. De 18 puntos posibles sólo ha conseguido uno y se despidió con una derrota poco honrosa ante el Apollon, que ganó 1-3 en el Vélodrome. Un doblete de Anton Maglica y otro tanto de Marios Stylianou, bastaron para humillar al conjunto francés.

Podés leer más noticias sobre:


Noticias Relacionadas