René sueña con la posibilidad de un título del mundo. Archivo/Metro
René sueña con la posibilidad de un título del mundo. Archivo/Metro

Boxeo, Deportes por Haxel Rubén Murillo,

“El Gemelo” ganó porque tuvo más hambre, fue una locomotora tirando golpes, falló demasiados, pero conectó muchísimos más que Morales, un peleador híbrido que en momentos se paraba en el centro del ring, pero luego se corría, peleando en reversa con chispazos de boxeo sucio, amarrando, metiendo la cabeza, intentando encontrar espacios en la defensiva de René para contragolpearlo. Lo consiguió en algunos lapsos de la pelea, conectando el recto de derecha de forma limpia. Afortunadamente tiene manos de algodón, nunca logró poner en malas condiciones al nica.

Alvarado tomó bien el consejo de su hermano Félix, el campeón mundial 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). “En peleas eliminatorias o de título hay que buscar como noquear”, había dicho el monarca. Esas palabras calaron profundo en la mente de René, cuya postura desde el primer round fue la de adueñarse del centro del ring con una estrategia clara: comenzar su ofensiva con golpes al cuerpo y terminar con disparos rectos al rostro.

Sobrevivió a los cortes

Pero desde el propio primer asalto René ya estaba bailando con la más fea. El boxeo sucio de Morales le provocó un corte en la frente, cerca de donde nace el cabello, producto de un choque de cabeza. La sangre empezó a rodar sobre la mejilla izquierda del “Gemelo”, cayendo también en el parpado. Al nica poco le importó y siguió con su frenético ritmo de combate, fácilmente ganó los primeros cuatro asaltos, no obstante, tuvo que aguantar otro violento cabezazo en el cuarto episodio. La sangre seguía derramándose, en la esquina Marcos Caballero hizo un esfuerzo titánico para controlarla.

Al final los cortes tuvieron un peso positivo para René. En vez de afligirse o preocuparse, se envalentonó mucho más, siguió presionando, siempre llevó la iniciativa y los jueces premiaron eso. Al “Gemelo” le ordenaron descansar un mes por los cortes en su frente y ceja izquierda.

Morales, quien peleó con Machado perdiendo por decisión unánime, reconoció su derrota y le dio algunos consejos al “Gemelo”. “René es un peleador fuerte, pero debe mejorar su técnica, mover más la cabeza, no desperdiciar tantos golpes. Machado es un peleador que pega fuertísimo, pero René puede complicarlo peleando adentro, puede asfixiarlo tirándole muchísimos golpes, eso sí, habrá que ver si Alberto no lo caza con uno de esos golpes fuertes que te bajan”, dijo Morales en una entrevista con el colega Bayron Saavedra.

Podés leer más noticias sobre:


Noticias Relacionadas

Los boxeadores nicaragüenses Byron “Sambita” Castellón y Eliecer Gazo, empataron la tarde del sábado en el combate estelar del cartel boxístic...

por Haxel Rubén Murillo