Félix Alvarado dice que nada ha cambiado tras coronarse en Filipinas. /Archivo
Félix Alvarado dice que nada ha cambiado tras coronarse en Filipinas. /Archivo

Boxeo, Deportes por Haxel Murillo ,

Félix “El Gemelo” Alvarado camina por los pasillos del mercado Roberto Huembes sin alardes. Viste sencillo, camisola roja, buzo azul con franjas verdes y zapatos deportivos. En el tramo de joyería del cual es dueña su mamá, el campeón se toma un tiempo para comer arroz y frijoles. “Esto es lo que más extraño cuando salgo del país”, expresa. A dos pasos, su esposa lo mira fijamente, mientras en su vientre carga a Félix Mateo, el segundo retoño de Alvarado que nacerá en los próximos días.

“Estoy contento por el nacimiento de Félix Mateo. Ahora tengo a mi Chelsea Alondra de 3 años y el bebé será quien siga con la herencia boxística de los Alvarado, siempre se hablará de nosotros”, asegura minutos antes de brindar esta entrevista. “El Gemelo” termina de comer y nos presenta los dos tramos que compró en el 2014 con la bolsa de 17,000 dólares que ganó contra Kazuto Ioka en su primera oportunidad de campeonato.

En el camino a los tramos, Félix saluda a algunas personas del mercado. “Adiós campeón”, le gritan. Alvarado es una estrella sin parecer serlo. ¿Cómo ves la pelea de tu hermano René?, le pregunto. “Creo que mi hermano le ganará a Carlos Morales, él se merece disputar título mundial, ha luchado por eso”, responde. René peleará ante Morales el 8 de diciembre en Indio, California, en una eliminatoria por el cetro 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Finalmente llegamos a los tramos. “Aquí le alquilo a una señora”, explica. “Los acabo de reabrir, el año pasado hubo un incendio, se quemaron 11 locales, incluyendo los míos”, agrega. Toma prestado un banquito, pide tres frescos para los periodistas que le acompañamos, y empieza a responder sobre cómo se siente tras un mes como campeón.

¿Cuál es la clave de tu éxito como boxeador?
La fe en Dios y la disciplina en el gimnasio. No quiero perder eso aunque sea campeón del mundo, me queda mucho por cosechar, apenas inicia ese momento de cosecha, vienen las mejores bolsas, es cuando más me tengo que cuidarme.

¿Qué camino te gustaría tomar en tu próxima pelea, una defensa de tu título de la FIB o unificación de títulos?
La mejor opción es unificar. Ya tengo 29 años, tengo que aprovechar al máximo ahora que soy campeón, no estoy en posición de escoger rivales, me siento sobrado en 108 libras, quiero pelear con los mejores, con cualquier de los campeones, sea Ken Shiro, Tito Acosta, o el mismo Hekkie Budler, en dependencia de como salga contra Hiroto Kyoguchi.

Entre los campeones Tito Acosta de la OMB, Shiro del CMB y Budler de la AMB, ¿Con quién consideras que sería un combate espectacular?

Creo que los tres son boxeadores peligrosos. Si hablamos de experiencia, Budler es bicampeón del mundo, es un rival de sumo cuidado, no se puede decir que es fácil. Con Acosta no puedo decir que es sencillo, tiene una gran pegada, le encanta el fajo y eso me gusta porque salgo ganando, me encantaría intercambiar metralla con él. Sobre el japonés Shiro sé muy poco, dicen que es bueno, pero ya tendré tiempo de verlo, eso sí, es la opción que más me gustaría por la bolsa.

¿Qué tal ha sido tu primer mes como campeón del mundo?
Me siento igual, siempre le pedí a Dios que si me coronaba no me cambiara mi forma de ser. La gente ahora me trata diferente, son más cariñoso, pero trato de tener los pies sobre la tierra, que no se me suban los sumos en la casa.

¿Cómo te sentís ahora que caminás por estos pasillos del mercado como campeón?

Es igual, quizás el trato de la gente, si quizás antes me saludaban 50, ahora me saludan 100. Mi esposa se molesta porque me tengo que parar a veces para saludar a mucha gente, me gusta que me saluden, pero me encanta más ser yo quien les extienda mi mano a las personas.

Te molestaba mucho que en el mercado Roberto Huembes, algunos te dijeran el campeón sin corona……
Aquí en el mercado nos conocemos con la gente, algunos amigos hacían esos comentarios por molestar a mi mamá, quien trabaja de joyera. Eso lo hacían a veces como burla, ahora, pues ese sueño es una realidad, soy un campeón legitimo con corona.


Noticias Relacionadas

Es ahora o nunca para René “El Gemelo” Alvarado (29-8, 20 nocauts). En sus narices tiene la oportunidad de retar al campeón mundial 130 libras d...

por Haxel Murillo