Byron Rojas. /Family Boxing.
Byron Rojas. /Family Boxing.

Boxeo, Deportes por Haxel Murillo,

La única vía segura que tiene Byron “El Gallito” Rojas (25-3-3, 11 nocauts) para recuperar el título 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), es vapulear CP Freshmart (18-0, 7 nocauts). Hay que ser realistas, eso lo sabe bien él y su entrenador Wilmer Hernández.

Aunque el nica ganara claramente en los 12 rounds, en Tailandia ya tienen un plan orquestado para estafarlo en las tarjetas si fuese necesario. Por eso la gran intriga previa al combate es: ¿Podrá noquear “El Gallito”?.

Lo cierto y real hoy, es que esa probabilidad es más alta respecto a la primera vez que perdió Byron en el 2016 ante el mismo rival. “El Gallito” que subirá este jueves al ring es una versión mejorada gracias a las correcciones de su entrenador Wilmer Hernández.

Este “Gallito” es más rápido, fuerte, experimentado, y sobre todo tiene más recursos e inteligencia. Para mí, Byron no solamente es favorito, sino que veo difícil un cambio radical en el boxeo de Freshmart. El nica tiene todo para atropellarlo y regresar con el cinturón.

¿Qué pelea veremos?

No es difícil graficar el tipo de combate que veremos. No habrá round de estudio y no tendría sentido cuando Byron ya conoce a la perfección a su rival. Será el nica quien tome la iniciativa desde que suene la campana, ejerciendo una presión asfixiante sobre Freshmart, un peleador que no es correlón, pero dispone de un arsenal de mañas que le permite salirse de los problemas. Al menos en el primer combate, a Freshmart le bastó golpear y amarrar para triunfar por decisión unánime 115-113 en las tres tarjetas.

¿Cómo impedir el efecto marrullero de Freshmart? Golpeándolo a la zona media, allí debe centrar su ataque “El Gallito”, combinando esas ejecuciones con uppercut y terminando arriba con disparos rectos. Tiene que trabajar el nica como jornalero, el nocaut no llegará producto de un solo golpe, sino en la medida que pueda abrumar al tailandés en cada minuto de la pelea. Ese es el único factor en contra de Rojas, nunca ha sido un boxeador con una pegada descomunal, pero tira golpes como una locomotora.

No repetir errores

“Van a ser difícil los primeros cuatro asaltos. Cuando Byron lo presione fuerte, Freshmart va a amarrar”, explica el entrenador Wilmer Hernández, visualizando el combate. Para evitar que eso suceda, Byron no debe quedarse parado con los dos brazos cubriéndose el rostro, permitiendo que el tailandés le golpee. Ese tipo de errores, “El Gallito” no puede cometerlos otra vez.


Noticias Relacionadas

Con una soberbia actuación en el entarimado, Robin Zamora (11-4, 5 nocauts), venció al chontaleño Lester “El Caballo” Lara la noche del sábado...

por Haxel Rubén Murillo

Entre el milagro de resucitar una carrera que está muerta o decidir definitivamente retirarse si pierde, Ricardo “El Matador” Mayorga, que subir...

por Haxel Rubén Murillo