Jonathan Loáisiga es el primer nica en jugar con los Yanquis. ІArchivo
Jonathan Loáisiga es el primer nica en jugar con los Yanquis. ІArchivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Como abridor en sus primeras cuatro apariciones en Grandes Ligas con los Yanquis de Nueva York, Jonathan Loáisiga lució con mucho potencial y alentador futuro. Luego, en su regreso de la lista de lesionados, tuvo una brillante presentación como relevista, confirmando su estatus de gran prospecto. Sin embargo, pese a todo lo que ha demostrado está claro que Loáisiga no es el pícher perfecto y menos uno invulnerable al caos, lo cual quedó en evidencia la noche del martes, cuando en 1.1 episodios de labor como relevista ante los Mellizos de Minnesota, admitió seis carreras limpias, permitió cuatro imparables y otorgó tres bases por bolas.

El nica apareció en el juego que los Mellizos derrotaron a los Yanquis 10-5 y sufrió la peor salida de su incipiente carrera. Con su equipo abajo en el marcador 3-1, Loáisiga entró el desafío en sustitución de Sonny Gray y aunque ponchó a dos rivales, permitió una carrera que fue resultado de un sencillo de Ehire Adrianza y un doblete de Jorge Polanco.

En el siguiente capítulo, Jonathan mostró una extraña versión de su picheo y pagó caro su descontrol. Todo comenzó con la base por bolas a Robbie Grossman, luego de lo cual consintió sencillo de Jake Cave y le dio transferencia gratuita de forma consecutiva a Tyler Austin y a Max Kepler, permitiendo que el juego se pusiera 5-1.

Fin de pesadilla

Con las bases llenas, ponchó a Ehire Adrianza, pero luego fue víctima de un imparable de Willians Astudillo, con lo que Minnesota amplió su ventaja a 6-1. Consciente de que el nicaragüense no tenía más que ofrecer, el mánager Aaron Boone decidió llevárselo y darle su lugar a Tommy Kahnle, quien fue víctima del jonrón con las bases llenas conectado por Joe Mauer que puso el marcador 10-1.

De las cuatro carreras impulsadas por Mauer, tres fueron a la cuenta de Jonathan, con lo cual su efectividad desmejoró de 2.70 a 5.06, producto de permitir 12 anotaciones limpias en 21.1 innings lanzados.

A lo largo de seis apariciones con los Yanquis, las últimas dos como relevista, Jonathan Loáisiga presenta récord de dos victorias sin derrotas, en total ha ponchado a 28 bateadores y limita a sus rivales a un promedio de 247 puntos.


Noticias Relacionadas

Hacer un pronóstico sobre cómo será el trabajo de Erasmo Ramírez hoy cuando enfrente a los Vigilantes de Texas por segunda ocasión en la temporad...

por Harold Briceño Tórrez