Hamilton asestó un porrazo sicológico al Mundial ganando en casa del enemigo. EFE
Hamilton asestó un porrazo sicológico al Mundial ganando en casa del enemigo. EFE

Deportes, Otros Deportes por ACAN-EFE,

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) asestó un golpe sicológico al Mundial de Fórmula Uno al ganar este domingo el Gran Premio de Italia, en Monza, donde, tras salir tercero, superó a los dos pilotos de Ferrari, que arrancaron desde la primera fila, y reforzó su liderato con su sexto triunfo del año.

Hamilton aguó la fiesta, ante su entusiasta afición, a los Ferrari, que en Monza juegan en casa y que durante todo el fin de semana apuntaban al ‘doblete’, al ganar la decimocuarta carrera del año. En la que su principal rival en el campeonato, el alemán Sebastian Vettel, el ‘capitán’ de la ‘Scuderia’ -al igual que él, cuádruple campeón del mundo- acabó cuarto para quedarse a 30 puntos de los 256 con los que lidera el inglés.

Lewis ganó por delante de los finlandeses Kimi Raikkonen (Ferrari) y Valtteri Bottas —su ‘segundo’ en Mercedes— y festejó por quinta vez en Monza, igualando el récord de triunfos en el templo de la velocidad del alemán Michael Schumacher.

Su victoria supuso también que el español Fernando Alonso, cuyo McLaren dejó de funcionar tras diez vueltas, sigue siendo el último ganador de Ferrari en la mítica pista que sólo dejó de estar presente en el calendario del Mundial en 1980, cuando fue Imola la que albergó el Gran Premio de Italia.

Los españoles salieron bien y Alonso, decimotercero en parrilla, en el momento de la entrada del ‘safety’, ya era décimo, tras dar cuenta del danés Kevin Magnussen (Haas), con el que había tenido una nueva controversia el sábado. Jornada en la que Sainz festejó con un séptimo puesto en la calificación su vigésimo cuarto cumpleaños, plaza que, al caerse hacia atrás Vettel, se convirtió en sexta.

Tras nueve vueltas, Kimi lideraba por delante de Hamilton y el holandés Max Verstappen (Red Bull) —que acabaría quinto—, con Bottas y el francés Romain Grosjean (Haas) —descalificado horas después de acabar la carrera— por delante de Sainz, que rodaba en la sexta plaza; y el mexicano Sergio Pérez (Racing Point Force India), en la décima, tras superar a Alonso.

Lewis paró en la 29 y salió por detrás de Kimi, un giro antes de que Vettel hiciese su segunda parada, para volver a instalar el neumático superblando con el que había arrancado. Bottas, que no había entrado aun, ralentizó todo lo que pudo a Raikkonen, permitiendo que Hamilton se le acercase a sólo siete décimas.

A veinte giros para el final, después de que parase Vettel, Bottas lideraba con seis décimas sobre Kimi y un segundo sobre Hamilton, con Verstappen cuarto, a 20; por delante de los dos Force India de Ocon y Perez, que rodaban por delante de Carlos; y que acabarían la carrera sexto y séptimo, respectivamente.

El finés de Mercedes -con el que se tocaría en la 43 Verstappen, en la entrada de la primera ‘chicane’, lo que le costó una sanción de cinco segundos al holandés, quinto al final, a pesar de cruzar tercero la línea de meta- paró en la 37, con lo que Kimi tomó el liderato, con Hamilton a siete décimas y Verstappen a 20 segundos.


Noticias Relacionadas

Sebastian Vettel se benefició de las circunstancias inesperadas para imponerse en el primer Gran Premio de la temporada 2018, este domingo en Austral...

por AFP