Deportes, Futbol por Alejandro Sánchez S.,

Los Caciques del Diriangén iniciaron su pretemporada esta semana, con la mente puesta en su debut en la Liga de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) el próximo 1 de agosto, ante el Club Deportivo Universitario de Panamá, desafío que se celebrará en el Estadio Eladio Rosabal Cordero, en Heredia, Costa Rica, designado por los organizadores del evento en vista de que Nicaragua no ofrece medidas de seguridad.

El técnico diriambino, Mauricio Cruz, trabajó desde el pasado lunes con una gran parte del plantel, mayormente con la base de jugadores que formaron parte del grupo que se coronó en el torneo de Clausura tras superar en juegos de ida y vuelta al Real Estelí y unos cuantos refuerzos, como es el caso de Jason Coronel, que retornó al club en el que se formó después de haber defendido la casaca de la UNAN-Managua la última temporada.

El volante de contención será así, junto a su hermano y compañero de equipo Luis Coronel, uno de los elementos a seguir en el torneo casero y en la Liga Concacaf, que es de momento la prioridad del club Cacique. Champhers Pérez, exzaguero del San Francisco FC, y el delantero hondureño Erlyn Ruiz, procedente del Club Deportivo Ocotal, también se sumaron a la plantilla diriambina, después de que fueran anunciadas las bajas del volante creativo Yeison Esquivel y el zaguero central Josué Meneses.

Un mes después de haberse alzado con el título del Clausura, Cruz y su cuerpo técnico han priorizado el trabajo físico durante los primeros días de prácticas, antes de darle paso a los ejercicios técnico-tácticos, para afrontar el duelo de ida ante el Club Deportivo Universitario. A 27 días de su estreno internacional en la segunda edición de la Liga Concacaf, el estratega de los Caciques tendrá que consolidar a su equipo en tiempo récord, considerando que su rival comenzó a preparar el partido desde hace un mes.

Para su fortuna, la columna vertebral de los Caciques se mantiene de cara al venidero torneo de Apertura y son pocos los jugadores que deben adaptarse a la filosofía que le impregnó Cruz al equipo. El Diriangén, que puso fin a una sequía de doce años sin levantar un trofeo de campeón, apuesta a dar de que hablar a nivel internacional, algo que logró el Club Deportivo Walter Ferretti la temporada pasada, al ganar dos partidos y empatar uno, antes de perder en cuartos de final contra el Plaza Amador de Panamá.


Noticias Relacionadas

Esta noche, el Estadio Independencia volverá a dar cuenta del duelo entre Cacique Diriangén y los mimados de casa: el Real Estelí. Las condicion...

por Letzira Sevilla Bolaños

El ART Jalapa, recién ascendido a Liga Primera, venció 2-0 al actual campeón del Torneo Clausura 2017-2018, los Caciques de Diriangén, en el estad...

por Iván Flores