El nicaragüense Everth Cabrera. Foto: Archivo
El nicaragüense Everth Cabrera. Foto: Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Cuatro victorias separan a Everth Cabrera y a los Leones de Yucatán de convertirse en monarcas del primero de los dos campeonatos en los que se divide la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), luego que el pasado lunes conquistaran el banderín de la Zona Sur al derrotar con pizarra de 6-5 a los Tigres de Quintana Roo en un séptimo juego de dramático desarrollo. Cabrera y la tropa melenuda se enfrentarán a partir de mañana a los Sultanes de Monterrey, campeones de la Zona Norte, en la denominada Serie del Rey, que es la gran final al mejor de siete encuentros.

Tras brillar en 29 juegos con los Leones en la ronda regular bateando para 330 puntos y rendir en término medio en los cinco desafíos de la Serie de Playoff contra los Bravos de León, Cabrera logró un rendimiento más consistente frente a los Tigres en la final de la Zona Sur. El nandaimeño conectó ocho imparables en un total de 28 turnos oficiales para construir así un promedio ofensivo de 286 puntos.

En siete juegos Cabrera anotó cuatro carreras y empujó otras cinco, al mismo tiempo que negociaba tres bases por bolas, se ponchaba en cinco ocasiones y se estafaba dos almohadillas.

Ante un rival complicado,

Cabrera, tan incidente desde el cajón de bateo vistiendo el uniforme de Yucatán, buscará mantener su ritmo ofensivo para ayudar a su equipo a ganar el título a los Sultanes de Monterrey, que se coronaron campeones de la Zona Norte luego de superar a los Toros de Tijuana. De acuerdo con el sitio web de la Liga Mexicana de Béisbol, esta será la tercera vez en la historia que Leones y Sultanes se enfrenten en la Serie del Rey (final).

La primera ocasión fue en el 2006, cuando la tropa en la que ahora milita Cabrera se quedó con el título en cinco juegos. Al año siguiente, volvieron a encontrarse en la última instancia y esta vez los Sultanes tomaron revancha y se coronaron tras disputar los siete encuentros de la serie. Esa fue la última vez que Yucatán, campeón de la LMB en las ediciones de 1957, 1984 y 2006, llegó a la final del campeonato azteca.


Noticias Relacionadas