El estadio Luzhnikí, un estadio con capacidad para 81.000 espectadores, vistió sus mejores galas para abrir un torneo que echó a andar con el partido entre el anfitrión, Rusia, y Arabia Saudí. EFE
El estadio Luzhnikí, un estadio con capacidad para 81.000 espectadores, vistió sus mejores galas para abrir un torneo que echó a andar con el partido entre el anfitrión, Rusia, y Arabia Saudí. EFE

Deportes, Futbol por Metro Internacional,

El cantante británico Robbie Williams dio inicio a la fiesta del Mundial de Rusia 2018 con una gran actuación en la ceremonia de inauguración, en la que interpretó algunos de sus más grandes éxitos como Feel y Angels.

El músico, que tomó el escenario que se instaló en el estadio Luzhniki de Moscú, hizo lo suyo enfundado en un traje rojo con animal print e interpretó el tema Angels junto a la soprano rusa Aida Garifullina.

Y aunque el cantante lo hizo muy bien, también generó críticas y diversas reacciones, ya que en febrero pasado aseguró que jamás volvería a interpretar esta canción en vivo.

El clásico, que formó parte del primer disco del cantante, Life Thru A Lens (1997) y se convirtió rápidamente en un hit a nivel mundial e incluso tiene su versión en español, es uno de los que más han tocado el corazón del británico y de los pocos que realmente lo ponen a llorar.

Así lo dijo en una entrevista: “Tengo que contenerme o podría llorar con todo y verme patético. Mientras suena el tema, hay gente que muestra fotos de sus padres que murieron y pienso ‘Oh Dios, voy a llorar’. Me afectó”.


Noticias Relacionadas

El deseo de reforzar la portería de la directiva del Real Madrid se hizo realidad tras los intentos de David de Gea y Kepa Arrizabalaga. La oportunid...

por ACAN-EFE