Cheslor Cuthbert está atravesando un momento complicado en la presente campaña. Archivo
Cheslor Cuthbert está atravesando un momento complicado en la presente campaña. Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórres,

De acuerdo con el analista Matthew LaMar, el infielder nicaragüense Cheslor Cuthbert bien podría ser considerado como uno de esos jugadores a los que a pesar de dárseles “una oportunidad legítima…simplemente no pueden alcanzar el más alto nivel en su deporte”, así lo señaló en una publicación aparecida en el Royals Review, un sitio web que brinda amplia cobertura a los Reales de Kansas City, un equipo en el que según el propio LaMar, el pelotero costeño ha lucido, según los estándares de las Grandes Ligas, “como un mal bateador, un mal corredor de base y un mal defensor en una posición no Premium”.

El enfoque de LaMar aparece en un contexto en el que Cheslor presenta cifras pobres y da la impresión de no poder escapar de esa crisis ofensiva. Hasta antes de la jornada de ayer, el isleño promediaba 194 puntos como resultado de haber conectado 20 imparables en 103 turnos al bate, coleccionando entre sus incogibles dos dobles y tres cuadrangulares. Asimismo, suma 11 carreras anotadas y siete impulsadas, con 11 bases por bolas negociadas y 23 ponches recibidos.

Son números como estos, los que empujan a LaMar a señalar que a Cheslor “su tiempo como un Real probablemente debería llegar a su fin pronto”, aduciendo que “en última instancia, los jugadores de posición solo pueden proporcionar valor a través de bateo o defensa, y Cuthbert lucha poderosamente para resolver en ambos roles”.

De acuerdo con las conclusiones planteadas por Matthew en su escrito tras haber revisado a detalle las estadísticas de Cuthbert, este es “según los estándares de MLB, un mal bateador, un mal corredor de base y un mal defensor en una posición no Premium”.

Dejar escapar oportunidades

Cuando Cheslor tenía pocas oportunidades de juego con los Reales y consecuentemente no lograba entrar en un buen ritmo ofensivo, se dijo que necesitaba más juegos y más turnos para mostrar a plenitud su potencial. Sin embargo, en este 2018, pese a estar gozando de más espacios con los Reales, no está luciendo al nivel de las expectativas que alrededor de él se tejieron.

En un trabajo publicado en el Royals Review, el escritor Matthew LaMar presentó un análisis sobre la actualidad de Cheslor Cuthbert con los Reales de Kansas City y señaló que el nicaragüense, según los estándares de MLB, es un mal bateador, un mal corredor de base y un mal defensor en una posición no Premium”.

“Cuthbert ha jugado un total de 234 (hasta el 13 de mayo) juegos de béisbol en cuatro temporadas en Kansas City. Durante dos de esas campañas ha sido un habitual en la alineación. En 2016, se convirtió en el antesalista de los Reales tras la lesión de Mike Moustakas, jugando 128 juegos. Este año, Cuthbert ha jugado en 29 de los 40 juegos de los Reales, alineando como tercera base, bateador designado y primera base. Está en camino a jugar 117 juegos en 2018, casi tantos como lo hizo en 2016. Y con 827 apariciones en el plato a lo largo de su carrera,

Cheslor ha llegado al plato lo suficiente como para sacar conclusiones serias”, escribió LaMar, añadiendo que tras observar que el nica “ha bateado un 17% menos que el promedio de la liga durante su carrera, las conclusiones no son buenas”.

El futuro, incierto

Dado su presente complicado, el futuro de Cheslor es incierto, sobre todo, cuando se toma en cuenta que “desde el comienzo de 2017, las estadísticas de Cuthbert son .220 de average, .283 de porcentaje sobre las bases y .320 de slugging en 267 visitas al plato. Esas cifras no son las mejores para un muchacho que no puede compensar la falta de ofensiva con defensa o corrido de bases”. Pese a esto, LaMar asegura que “pedir la cabeza de Cuthbert ahora sería una tontería. Los Reales no están compitiendo por un puesto en los playoffs, por lo que darle más tiempo a un joven jugador en apuros es más o menos lo que deberían hacer en este caso”.

Eso sí, el analista manifestó que “Cuthbert, por supuesto, puede darle la vuelta a este contexto difícil, pues solo tiene 25 años”, aunque también señaló que de seguir así, el lugar del nicaragüense en el equipo podría ser ocupado por alguno de los “múltiples muchachos ansiosos” con los que cuentan los Reales en su categorías inferiores.


Noticias Relacionadas

Tanto Elmer Reyes como el nandaimeño Everth Cabrera, el primero con los Olmecas de Tabasco y el segundo con los Leones de Yucatán, están respondien...

por Harold Briceño

Tras dejar la comodidad que sentía en el Boér, Montiel inició una aventura para probar su nivel profesional en el beisbol italiano. El exartille...

por Haxel Rubén Murillo

En la vida de un atleta, hay secretos. También hay temores. Bien lo sabe Carlos (seudónimo), quien hace aproximadamente 15 minutos evita fijar su mi...

por José M. Encarnación /Metro World News