Boateng le anotó tres veces al Barcelona. AFP
Boateng le anotó tres veces al Barcelona. AFP

Deportes, Futbol por AFP,

El Barcelona, que tenía una racha de 43 partidos consecutivos sin derrota en Liga, perdió su imbatibilidad al caer 5-4 contra el Levante, este domingo en la 37ª jornada, dejando pasar la oportunidad de convertirse en el primer equipo desde los años 30 que gana el torneo sin ceder.

Sin Lionel Messi, que se quedó en Barcelona para descansar, el equipo azulgrana cayó por primera vez en el campeonato español desde abril de 2017. Por el equipo local marcó un triplete el ghanés Emmanuel Boateng (9, 30 y 49) y un doblete el macedonio Enis Bardhi (46 y 56).

Philippe Coutinho (38, 64 y 59) y Luis Suárez (71 penal) lograron los goles visitantes, pero fue insuficiente para levantar un marcador que era de 5-1 en contra a la hora de juego. “No es normal haber encajado cinco goles, porque no nos ha pasado en toda la temporada. Pudimos haber perdido un partido hace tres semanas, hace seis meses, o el primero de la temporada.

Pero nos enfada no haber podido lograr acabar invictos”, señaló el técnico azulgrana Ernesto Valverde.

Mina naufragó

El Levante (15º), dirigido por Paco López, logró su quinta victoria consecutiva, una racha que le sirvió para evitar el descenso en la temporada en la que regresó a la primera división.

Tras lograr el doblete Liga-Copa, el único aliciente del Barcelona en este final de temporada era acabar el campeonato imbatido pero, tras estirar la racha durante 36 partidos, pinchó en el penúltimo, en el estadio Ciudad de Valencia.

Con tres goles de Boateng, el Levante doblegó al Barcelona, quitándole el invicto que acumulaba en 37 jornadas.

La derrota es la primera oficial del Barcelona con cinco goles encajados desde 2003. Valverde había decidido dar descanso a Messi, máximo goleador de la Liga con 34 tantos, en previsión del duelo del miércoles en Sudáfrica contra los Mamelodi Sundowns, con ocasión del centenario del nacimiento de Nelson Mandela.

Dos factores jugaron a favor de la derrota azulgrana: un adversario sin complejos y un once con muchos cambios, sobre todo en defensa. Titular en el centro de la defensa, el colombiano Yerry Mina sufrió durante todo el partido frente a la vivacidad del extremo local José Luis Morales. Además, el otro zaguero azulgrana, el belga Thomas Vermaelen, tuvo que salir por lesión en el minuto 29.

En este contexto, Boateng, con una máscara en su cara, se dio un festín. Marcó de volea, a portería vacía tras regatear al portero Marc-André Ter Stegen y a la contra. Bardhi completó la fiesta con un tiro a la escuadra y otro cruzado a media altura.

A la hora de juego, con 5-1 en contra, gracias a un gol de Coutinho al final de la primera parte, parecía que el Barcelona no tenía nada que hacer.

Entonces Valverde sustituyó a Andrés Iniesta y al francés Ousmane Dembélé por Denis Suárez y Paco Alcácer. El cambio funcionó y el Barcelona se llegó a situar 5-4, gracias a un penal transformado por Suárez y cometido sobre Sergio Busquets. Pero la reacción no llegó al objetivo y el Levante celebró por todo lo alto su triunfo más espectacular de la temporada. afp

La próxima semana el capitán Andrés Iniesta jugará su último partido como azulgrana y no podrá tener como regalo acabar la Liga con el récord de imbatibilidad.


Noticias Relacionadas