Melvin Novoa, pelotero nicaragüense de los Vigilantes de Texas. Archivo
Melvin Novoa, pelotero nicaragüense de los Vigilantes de Texas. Archivo

Beísbol, Deportes por Harold Briceño Tórrez,

Desde el pasado viernes 13 de abril, cuando al batear de 5-3 elevó su promedio a .333, el nicaragüense Melvin Novoa no ha descendido de los 300 puntos y en una brillante demostración de consistencia ofensiva ha logrado mantenerse hasta ahora entre los mejores bateadores de la Liga Suratlántica, en la cual compite su equipo, el Hickory Crawdads, conjunto sucursal Clase A de los Vigilantes de Texas.

Con su actual promedio ofensivo de 322 puntos, Novoa se ubica en el séptimo puesto de los mejores artilleros de su Liga y en la cima de los más destacados peloteros de su equipo. Asimismo, con su total de 22 carreras impulsadas, el nacido en Nandaime aparece empatado en el tercer puesto de los máximos remolcadores de toda la Liga y es por mucho el líder dentro de su novena.

De igual forma, el pinolero ocupa un espacio entre los mejores hiteadores, pues sus 29 cañonazos son la segunda mejor cifra de su conjunto, solo superada por los 30 de Erik Jenkins, y la octava en toda la Liga Suratlántica.

Bateador de cuidado

Su destacado trabajo desde el cajón de bateo, ha convertido a Novoa en un bateador de cuidado y no es para menos, pues sus números son brillantes. Desde que elevó su average a los 300 puntos, el .322 que ostenta en la actualidad es el promedio más bajo que ha registrado y el más alto que ha conseguido es un impresionante .392.

La actual temporada, que es la cuarta de su carrera en Ligas Menores, está siendo de ensueño para el nicaragüense, pues además de forjar los registros antes mencionados, fue capaz de conectar de imparable en 10 juegos consecutivos, racha que se extendió desde el 11 de abril hasta el 21 del mismo mes y durante la cual pegó 19 hits en 40 turnos oficiales, construyendo un promedio de 475 puntos.

De los 29 cañonazos que ha conectado este año a lo largo de 24 desafíos y 90 turnos al bate, ocho son dobletes y dos cuadrangulares. Su total de dobles es la máxima cifra para un jugador del Hickory Crawdads y la tercera mayor cantidad en la Liga Suratlántica. Dado estos registros y lo consistente que se ha mostrado en lo que va de la campaña, hay razones para creer que este puede ser un gran año para el nandaimeño y que, de mantenerse con este ritmo ofensivo, podría dar el salto a la siguiente categoría en cualquier momento.


Noticias Relacionadas

Tras una reñida y apasionante temporada de Grandes Ligas, los Dodgers de Los Ángeles y los Medias Rojas de Boston abrirán hoy la 114ª Serie Mundia...

por AFP

Bien lo dijo el mánager de los Dantos, Antonio “Boricua” Jiménez tras la coronación del equipo en la serie final del Germán Pomares “el beis...

por Carlos A. Montealto